Este sitio web crea caras muy reales de personas que no existen

¿Has visto a este hombre? No, no es una persona desaparecida. O al menos no lo es en ningún sentido convencional. Este rostro fue generado por la inteligencia artificial del nuevo sitio web ThisPersonDoesNotExist.com. Si bien, desde hace bastante tiempo está claro que la inteligencia artificial se está volviendo muy buena en generar rostros humanos precisos, es un recordatorio de lo lejos que hemos llegado del efecto llamado “valle inquietante”, una teoría que los humanos no logramos conectarnos del todo emocionalmente con animaciones computarizadas que replican los rasgos faciales y movimientos de un humano y que vimos en varias películas como Polar Express de 2004.

El sitio es el resultado del trabajo de Philip Wang, un ingeniero de software en Uber. Wang dice que la idea para el proyecto comenzó en 2014 en una conversación con Ian Goodfellow, un científico investigador, que actualmente hace parte de Google Brain, y que introdujo el concepto de una red de confrontación generativa (GAN). Discutieron la noción de unir dos redes neuronales entre sí: una diseñada para generar nuevas imágenes y otra para descubrir qué imágenes son generadas por computadora y cuáles son reales. Con el tiempo, la red del “generador” empieza a crear imágenes tan realistas que pueden engañar al “discriminador”. (Si has escuchado hablar de esto, es porque es la tecnología que el año pasado creó una pintura y que se vendió por mucho dinero en una subasta de Christie’s.)

Junto a Nvidia A.I., Wang entrenó en sus laboratorios el algoritmo de aprendizaje profundo para generar caras, que se basa en un conjunto de datos de 70,000 imágenes de alta resolución. Los resultados … bueno, puedes verlos por ti mismo visitando el sitio web. Al presionar el botón de actualizar la página, el algoritmo generará una cara nueva.

Las caras que ves “son ​​completamente originales”, dijo Wang a Digital Trends. Pero el concepto de “original” para Wang es particular: “Ningún ser humano es realmente “original” ya que todos estamos limitados por los datos a los que estamos expuestos desde el nacimiento. Incluso cuando se le pide a un artista que dibuje algo, solo podría dibujar cosas que haya visto en su vida. Estas redes neuronales se están acercando rápidamente a la “originalidad” de nuestras mentes. Si se le da la misma cantidad de datos y suficiente capacitación, aprende a desglosar los datos en sus características más fundamentales y luego reconstituirlos en nuevas formas creíbles. No se trata solamente de un programa que corta y pega partes para crear una nueva imagen “.

Recomendaciones del editor