Zune HD, el último reproductor multimedia portátil de Microsoft

Hace poco más de una década, el consumo de multimedia en formato portátil no era como en la actualidad. Antes de que los teléfonos móviles se estandarizaran como los conocemos hoy día, existían dispositivos diseñados específicamente para escuchar música o ver videos. Y uno de ellos se lanzó a la venta un día como hoy en 2009: el Zune HD.

La familia de los Zune fue otro de los tantos esfuerzos que ha hecho Microsoft en el mundo del hardware con resultados nada espectaculares. En particular, el Zune HD, era un aparato bastante capaz y el primero de la marca en incluir una pantalla táctil de 3.3 pulgadas tipo OLED, que expandiría por completo las posibilidad de los Zune hasta la fecha.

El Zune HD fue básicamente la forma en que Microsoft quiso competir con el iPod Touch, ya que desarrolló una serie de aplicaciones y videojuegos que iban más allá de la reproducción de música o videos.

El Zune HD permitía, por ejemplo, navegar por internet mediante un buscador incluido de fábrica, instalar aplicaciones mediante el llamado Zune Marketplace e incluso podía conectarse a un televisor y reproducir el contenido mediante una salida de video.

En lo interno, el Zune HD era un aparato muy potente para su época gracias a un procesador Tegra APX 2600, que por ese entonces era más que suficiente y que incluso permitió la existencia de algunos títulos como Project Gotham Racing: Ferrari Edition o una versión especial del clásico Doom.

Microsoft lanzó el Zune HD con precios relativamente competitivos para la época. La versión de 16 GB fue la más pequeña y se estrenó por $220 dólares en Estados Unidos, mientras que la versión de 32 GB tuvo un precio de lanzamiento de $290 dólares. Sin embargo, ambas recibieron ciertas críticas por reducir el tamaño de almacenamiento del Zune antecesor, cuyas opciones llegaban hasta los 120 GB.

Por esta razón, Microsoft lanzaría unos meses más tarde (en abril de 2010) una nueva edición del Zune HD con 64 GB de almacenamiento por $350 dólares. Pese a esto, el destino de Zune como marca parecía estar escrito antes de la existencia del Zune HD.

Dos años después del lanzamiento del Zune HD, la compañía anunció que dejaría de fabricar todos los dispositivos de la familia Zune. En 2009, la cuota de mercado estaba en 2 por ciento en Estados Unidos y el aparato nunca se vendió fuera de sus fronteras, excepto en Canadá.

Los Zune no eran malos dispositivos. Microsoft los creó como una forma de competir con Apple en el mundo de iTunes y los iPod, pero nunca pudo hacerlo realmente porque sus productos llegaban siempre tarde. El Zune HD pudo perfectamente enfrentar mano a mano al iPod Touch en términos de capacidades, pero salió al mercado en un mundo que ya conocía el iPhone y que ya había visto un pequeño avance del futuro.

Una vez descontinuados todos los Zune (Zune HD incluido), Microsoft preparó lo que sería su siguiente paso en el mundo móvil: el Windows Phone y los teléfonos Lumia. Todos sabemos cómo acabó esa historia.

Recomendaciones del editor