UE quiere que todos los teléfonos lleven batería extraíble

Con el argumento de hacer más sostenible la industria de la telefonía móvil, la Unión Europea buscará que las baterías de todos los móviles sean extraíbles.

La propuesta sería presentada a mediados de marzo por Frans Timmermans, vicepresidente de la Comisión Europea. La iniciativa se enmarca en el Pacto Verde, que reúne estrategias para suprimr en 2050 las emisiones de dióxido de carbono.

La instancia ejecutiva del organismo “está agregando los toques finales a la propuesta, que (…) exigirá un reciclaje más amplio del producto, la reutilización de la materia prima y una producción más sostenible”, informó XDA Developers.

Citando un borrador divulgado originalmente por la publicación financiera neerlandesa Het Financieele Dagblad (FD), el medio reclacó que “reemplazos de batería más fáciles permitirán a las personas usar sus teléfonos inteligentes durante más tiempo, generando así menos basura electrónica”.

Ciertamente, el cambio de la fuente de poder era hace no mucho algo bastante extendido en la industria, a diferencia de hoy, que representa una excepción. Por lo demás, es un procedimiento complicado o derechamente imposible de abordar por un usuario sin conocimientos o instrumental técnico, con el cual incluso se pone en entredicho la garantía del producto.

XDA Developers recordó que “el informe llega solo un par de semanas después de que la UE votara a favor de obligar a los fabricantes de teléfonos inteligentes a adoptar USB Tipo-C como puerto estándar en todos los dispositivos”.

Para la entidad supranacional, la responsabilidad de reducir la basura electrónica recaerá en las marcas, que deberán asegurarse de que sus dispositivos sean fáciles de reparar y que las piezas de repuesto estén disponibles con facilidad, lo cual fomentará una sobrevida (y muchas veces una segunda oportunidad) de los terminales.

“Además, Timmerman también ha propuesto una prohibición en toda la UE de la destrucción de artículos no vendidos, que promoverá la reutilización de materias primas y reducirá las exportaciones de residuos a otros países”, añadió.

En la misma línea, la UE impulsará un “sistema de recolección” para teléfonos, tabletas y cargadores, y el el reciclaje de materiales de embalaje, lo cual se complementará con la limitación del uso de microplásticos en productos y envases.

Recomendaciones del editor