Primeras impresiones del Moto Edge: un gama media que no se amilana

Luego de haber examinado el Moto Edge Plus, toca contar sobre las primeras impresiones del Moto Edge, que destaca igualmente por su desempeño y, sobre todo, por su asombrosa pantalla que se extiende más allá de sus bordes.

Se trata del mismo display que presume su “hermano mayor”, es decir, un OLED de 6.7 pulgadas y con resolución Full HD+, el cual también se “dobla” o “cae” por ambos lados a prácticamente 90 grados y cuenta con una tasa de refresco de 90 Hz.

En la parte trasera, el Moto Edge incluye una de las diferencias notables con respecto al otro integrante: una óptica compuesta por un enfoque automático láser avanzado y tres lentes: un sensor principal de 64 megapixeles, ultra gran angular de 16 megapixeles y un telefoto de 8 megapixeles.

Detalle de la óptica del Moto Edge.
Luis Miguel Paredes/Digital Trends en Español

En más de su diseño, viene con una entrada física para audífonos, puerto de carga USB Tipo C, ranura para tarjetas microSD (otra diferencia con el Edge Plus) y bocinas con sonido estéreo.

Multimedia

Aunque llevamos poco tiempo con el celular, podemos adelantar que no habrá queja a la hora de reproducir series y videos de las distintas plataformas disponibles. Realmente, Motorola trabajó para tener una pantalla que cumple en todos los sentidos. Los colores son vivos, los movimientos se ven fluidos, gracias a su tasa de refresco, y el brillo no queda a deber.

También se agradece que el fabricante haya decidido incluir sonido estéreo en este smartphone, y al estar respaldado con la tecnología Waves, es claro y potente, incluso cuando no está al máximo nivel.

Detalle de la pantalla del Moto Edge.
Luis Miguel Paredes/Digital Trends en Español

Por último, la reproducción de contenido no se interrumpe al sostener el equipo por los bordes curvos —los cuales se pueden configurar para distintas acciones—, ya que Motorola, seguramente, redujo su respuesta en este tipo de tarea.

Desempeño

Aquí es donde también vamos a encontrar una de las mayores diferencias con el Edge Plus (Snapdragon 865 y 12 GB de RAM). El Moto Edge —compatible con la red 5G— integra un procesador Snapdragon 765 de ocho núcleos y 6 GB de memoria RAM, lo cual lo acerca un poco más a la gama media alta, pero solo un poco.

Sin embargo, en estas primeras pruebas, no notamos un desempeño menor con respecto al otro integrante. La ejecución de aplicaciones es rápida, al igual que la navegación por distintas plataformas.

Los que estén buscando un smartphone potente, encontrarán en el Moto Edge una buena opción, además de que es más accesible económicamente que el Edge Plus.

El almacenamiento es de 128 GB (112 GB libres, en realidad), pero este móvil sí considera una ranura para expandirlo hasta 1 TB, a diferencia del otro. Puede ser un espacio suficiente, en especial para aquellos que suelen tomar varias fotos a la semana y descargar contenido en streaming para verlo después, por ejemplo.

Rendimiento

Motorola indica que la batería del Moto Edge, que es de 4,500 mAh, podría ofrecer una autonomía de hasta dos días. Claro, todo dependerá del nivel de brillo con el que se use el celular y las conexiones inalámbricas que se le activen.

Detalle de la pantalla del Moto Edge.
Luis Miguel Paredes/Digital Trends en Español

En las primeras pruebas realizadas, sí se alcanzó el rendimiento prometido por la marca, es decir, el teléfono sí da oportunidad de usarlo por más de un día sin problemas; al segundo, igual vale la pena conectarlo por la tarde. Y para que la batería esté lista a su máxima capacidad en menor tiempo, es compatible con la carga rápida de Motorola, TurboPower (18 watts).

Óptica

La interfaz de la cámara del Moto Edge es bastante intuitiva, ya que muestra varias recomendaciones para conseguir la mejor imagen, según lo que se quiera fotografiar, desde un detalle de la naturaleza hasta un retrato.

En video, lo máximo que puede conseguir son videos en 4K, no en 6K como el Edge Plus. Asimismo, facilita grabar clips en cámara lenta y rápida.

En una reseña más profunda, hablaremos más detalladamente sobre las posibilidades de la cámara de este nuevo integrante de Motorola. En este primer acercamiento, lo que podemos decir es que también cumple con las expectativas de manera general.

Conclusiones

A pesar de ser unos 178 dólares más barato que el Moto Edge Plus, el Moto Edge no resiente las diferencias en cuanto a especificaciones técnicas. También se trata de un teléfono que marca una apuesta seria de Motorola en la gama alta o media alta.

La pantalla del equipo es el primer elemento que indica que se cuenta con un modelo premium en las manos, eso sin contar su diseño en la parte trasera, el cual luce elegante. Estos elementos harán que varios usuarios, que tal vez no estaban tan familiarizados con los smartphones de la firma, volteen a verlo casi de forma instantánea.

El Moto Edge llega a México este junio de 2020 con un precio de $15,999 pesos (alrededor de 716 dólares), y por el tiempo que lo hemos tenido en nuestras manos podemos apostar que cada peso que gastes en él estará muy bien invertido.

Recomendaciones del editor