Motorola Edge 20 Pro vs. Edge Plus: ¿vale la pena el cambio?

Motorola tiene poco tiempo con su serie Edge: está conformada por el Edge Plus (mayo de 2020) y su sucesor, el Edge 20 Pro (julio de 2021). Y lo que sorprendió del primero es que la firma decidió ponerle una pantalla curva, en tanto que con el otro optó por un diseño más tradicional, aunque con varias mejoras en su interior, como era de esperarse. Para quienes consideran una actualización, los ponemos frente a frente para que decidan si vale la pena el cambio.

También te puede interesar:

Motorola Edge 20 Pro vs. Edge Plus

Motorola Edge 20 Pro vs. Edge Plus
Motorola Edge Plus (2020) al lado del Edge 20 Pro (2021).

Diseño

En un primer vistazo, el Edge 20 Pro luce más robusto que su antecesor, y lo es en su estructura, que es más ancha. En este sentido, los bordes curvos del Edge Plus hacen que la unidad se sienta, curiosamente, más cómoda en las manos, sin esa sensación de que puede resbalar de forma repentina.

En su espalda, ambas unidades presentan su óptica principal, la cual está compuesta por una cámara triple integrada por un lente periscópico para “telefotografía” (zoom de hasta 50x), cámara de alta resolución de 108 MP y sensor híbrido de 16 MP (ángulo amplio y macro) en el caso del Edge 20 Pro, en tanto que la de su hermano se compone de un lente principal de 108 MP, gran angular de 16 MP y telefoto de 8 MP.

Es evidente que el conjunto de cámara del teléfono más reciente deja pasar más luz —según la compañía, mejora nueve veces la sensibilidad a la luz—, por lo que dará resultados más favorables en general.

En más del diseño, el Motorola Edge Plus incorpora solamente los botones de volumen y encendido en el costado derecho; el desbloqueo se lleva a cabo mediante el sensor de huellas integrado en el display. Asimismo, considera un jack de 3.5 mm para audífonos, puerto de carga USB-C y sonido estéreo.

Respecto al Edge 20 Pro, además de los mismos botones de su antecesor en la misma posición, añade el que ejecuta el Asistente de Google en el costado izquierdo. Si bien cuenta también con el puerto de carga USB-C, prescinde del jack de 3.5 mm. Su sonido solo incluye un canal, no es estéreo.

Se puede decir que el Edge 20 Pro presenta un acabado más sólido, pero no se siente tan arriesgado o propositivo como el del Edge Plus, por lo que no hay un claro ganador aquí.

Resultado: empate

Pantalla

El panel OLED plano de 6.7 pulgadas del Edge 20 Pro cuenta con una resolución Full HD+ e incluye una tasa de refresco de 144 Hz, es decir, actualiza su imagen 144 veces en un segundo. El del Edge Plus —también OLED y de 6.7 pulgadas, pero curvo— no se queda atrás, pues su resolución es Full HD+, solo que con una tasa de 90 Hz.

El display curvo es uno de los principales distintivos del Edge Plus. Luis Miguel Paredes/Digital Trends en Español

Es una realidad que la pantalla del smartphone más actual ofrece una mejor precisión en contenidos de acción, tanto en fluidez como en colores, debido a sus 144 Hz. El brillo que otorga también es más intenso cuando se pone a prueba en videos y fotografías de propuestas como Netflix, Instagram y YouTube.

En más del aspecto multimedia, el sonido es potente y claro aun cuando el volumen está a su máximo nivel en los dos móviles, únicamente que el del Edge Plus sí da un extra al ser estéreo. De cualquier manera, es claro el vencedor cuando se habla de la pantalla.

Ganador: Edge 20 Pro

Rendimiento y autonomía

En el papel, el Edge 20 Pro integra el procesador Snapdragon 870 y memoria RAM de 12 GB, en tanto que el Edge Plus viene con el Snapdragon 865 y memoria RAM de 12 GB. En el almacenamiento no existe diferencia alguna: 256 GB.

El Edge Plus —con Android 10 de fábrica, aunque ya consiguió la siguiente versión por medio de un update— destacó por tener un buen rendimiento en prácticamente cualquier tarea, y todavía en el presente se siente como un celular listo para responder con resultados óptimos.

Su hermano —con Android 11 de fábrica—, como era de esperarse, sí presenta un mejor desempeño en general. Las apps, además de que se ejecutan un poco más rápido, se sienten más fluidas, a lo cual también contribuye su espectacular tasa de refresco.

El Edge 20 Pro responde a todo tipo de tareas de forma óptima.

En batería cada uno tiene lo suyo. Si bien la carga rápida del Edge 20 Pro es de 30 watts, su fuente de poder cuenta con una capacidad de solo 4,500 mAh; la del Edge Plus es de 18 watts, pero su pila es de 5,000 mAh. Así, el primero requiere de uno 60 minutos de energía eléctrica para que sus niveles pasen de 15 a 100 por ciento, en tanto que el segundo, unos 120 minutos.

Aunque no por mucho, el Edge 20 Pro se alza como vencedor en desempeño y autonomía.

Ganador: Edge 20 Pro

Ready For

El Edge Plus consiguió, por medio de una actualización, ser compatible con la plataforma de Motorola que permite convertir —con ayuda de accesorios extra— el celular en un reproductor multimedia, consola de videojuegos o computadora: Ready For, pero únicamente al emplear un cable de USB-C a HDMI.

La historia es diferente con el Edge 20 Pro, ya que tiene habilitado el servicio en sus múltiples versiones, desde la que también permite usar el smartphone como cámara web hasta la que no requiere de ningún cable (el monitor o pantalla extra deben ser compatibles con Miracast).

Ready For no deja de ser una herramienta novedosa, ahora que más fabricantes consideran una integración entre el móvil y el escritorio. Sin embargo, en el análisis hecho a la misma aún no se puede decir que destaca por ser completamente intuitiva o funcional.

De cualquier manera, el Edge 20 Pro se sitúa un paso adelante en relación con su antecesor en este segmento.

Ganador: Edge 20 Pro

Precio

Ambos celulares tuvieron un precio similar en su llegada a las tiendas, por lo menos en México. Este fue de alrededor de 20,000 pesos. Ahora se podría encontrar el Edge Plus con un descuento en distintos territorios, aunque su disponibilidad ya no parece tan amplia como sí lo es la del Edge 20 Pro.

Ganador: empate

Conclusiones

Motorola Edge 20 Pro vs. Edge Plus

Como se puede observar, el Edge 20 Pro es el vencedor en la mayor parte de las categorías. El resultado era un poco esperado, ya que es una pieza más reciente, y eso implica que incluya un mejor sistema operativo, un desempeño más óptimo y pantalla y óptica más desarrolladas.

Lo que no se puede perder de vista es que no luce más moderno en cuestión de diseño, en especial porque el Edge Plus sí considera una pantalla curva y un lector de huellas debajo del display.

Entonces, ¿vale la pena el cambio? Quien ya tenga el Edge Plus no debe preocuparse por adquirir el Edge 20 Pro, a pesar de que se trata de un teléfono más robusto tanto en el interior como en el exterior. Y es que no es tan evidente que se trate del sucesor que necesitaba el Edge Plus.

En otras palabras, el Edge 20 Pro no le da continuidad al “atrevimiento” que Motorola tuvo a principios de 2020. Se queda en una zona segura que la firma ya tiene más que probada en unidades con pantalla plana, batería con grandes números y demás.

Recomendaciones del editor