Qué es la tasa de refresco en los celulares y por qué debe importarte

La tasa de refresco en los smartphones: qué es y por qué resultará determinante

Los fabricantes de celulares distinguirán sus terminales de gama alta resaltando la tasa de refresco de sus pantallas. De hecho, ya lo están empezando a hacer. El ejemplo más reciente es OnePlus: la compañía afirmó a principios de 2020 que había finalizado el desarrollo de su pantalla AMOLED de siguiente generación, la cual tiene como principal característica una tasa de refresco de 120 Hz.

También ha trascendido que el Galaxy S20 (anteriormente nombrado como Galaxy S11) tendrá un display con este mismo número, “para que los usuarios experimenten animaciones y desplazamientos mucho más suaves”, según SamMobile, medio reconocido por sus reportes en torno a los siguientes celulares de la firma surcoreana.

Los nuevos teléfonos que Samsung podría revelar en CES 2020

Pero entonces ¿qué es la tasa de refresco en los teléfonos inteligentes? ¿Será esta característica un factor decisivo para escoger un smartphone?

En términos simples, la tasa de refresco es el número de veces que una pantalla actualiza su imagen en un segundo, capacidad que se mide en hercios o hertz (Hz). Esta ya era una especificación importante en monitores y ahora se ha hecho un lugar en el mundo móvil.

Así, en 2019, los protagonistas eran celulares de gama alta que presumían 60 o 90 Hz, es decir, que se “refrescaban” visualmente 60 o 90 veces en un segundo, como los Galaxy S10 Plus, Pixel 4 XL y OnePlus 7 Pro.

Todo parece indicar que 2020 será el año de los teléfonos con tasa de refresco de 120 Hz, los cuales tendrán el propósito de ofrecer una mejor experiencia a la hora de reproducir clips y videojuegos de acción, así como de navegar entre las distintas opciones y aplicaciones del celular.

El gran problema que se presenta, como sucedió con HDR10, es la disponibilidad de contenido listo para una pantalla con una tasa de refresco alta. OnePlus indicó que varias de las aplicaciones más importantes –luego de numerosas optimizaciones de sistema– podrán sacar provecho a esta especificación.

Con respecto a los videos, la historia es otra: “La mayor parte del contenido aún se produce de 24 o 30 cuadros por segundo (fps), mientras que hay una pequeña porción en 60 cuadros por segundo”, precisó la marca.

Para dar una respuesta a este problema, OnePlus está incluyendo en su pantalla de nueva generación la tecnología MEMC –vista en televisores de gama alta y que emplea ajustes algorítmicos en tiempo real para introducir fotogramas adicionales a un archivo de video–, lo que podría posibilitar que un material en 24 o 30 fps, se reproduzca en 60 o incluso 120 fps.

Lo que queda claro es que la industria generadora de contenido y relacionada con el mundo móvil, tendrá que trabajar a marchas forzadas para que la tasa de refresco de 120 Hz no se quede como una mera novedad o en un simple tema de escalado de imagen.

Por lo pronto, las grandes marcas ya se están peleando por ser la primera en tener un celular comercial con una pantalla con un nivel de actualización de imagen nunca antes visto. De momento OnePlus y Samsung van a la cabeza de la competencia.

Recomendaciones del editor