Datos para todos: ¿pueden las redes soportar la cuarentena?

Usuario viendo su celular

Todos en casa. Esa es la consigna que mantiene a medio mundo encerrado en sus hogares. Para los países donde todavía no han adoptado la orden de reclusión, todo parece indicar que es cuestión de horas que les llegue el confinamiento. El teletrabajo se impone y todos los elementos de las unidades familiares se encuentran encerrados en casa y como es natural, haciendo un uso intensivo de la conexión a internet.

En España, tras Italia y China, el tercer país en decretar el estado de emergencia y la reclusión forzosa, las redes han visto incrementar su tráfico en un 40 por ciento en las conexiones mediante el router doméstico y un exagerado 50 por ciento en el consumo de datos desde los teléfonos móviles. ¿Pueden los operadores garantizar semejante explosión en el consumo de internet? Nos hemos puesto en contacto con algunos de los principales operadores y sí, en principio, podemos estar tranquilos.

¿Por qué exactamente se está disparando el consumo de datos? La pregunta puede parecer evidente y la respuesta más o menos obvia, pero realmente no es porque estamos más tiempo usando redes sociales o jugando a Fortnite: lo que está disparando el consumo de datos son fundamentalmente las videollamadas y las conexiones remotas de los estudiantes. Para que te hagas una idea, WhatsApp ha multiplicado por cinco su consumo de datos en este país, algo que ya sucedió, en menor medida, en Italia, el primer país del viejo continente en aplicar la cuarentena masiva.

Los operadores garantizan el escalado de la red

Antena
Image by LEEROY Agency from Pixabay

¿Corremos el riesgo de padecer un colapso de la red? Esta respuesta la deben dar las infraestructuras de cada país, pero —en principio— no habrá problemas.

“España es el primer país europeo y el tercero del mundo en dotación de infraestructuras de fibra óptica y cuenta también con una de las mejores redes móviles de Europa. Es precisamente esa red, construida por los operadores con esfuerzo e inversiones millonarias, la que está permitiendo el funcionamiento óptimo de las comunicaciones digitales, haciendo así más llevadero el aislamiento en lo profesional y también en lo personal”.

Esta tranquilizadora afirmación la han emitido en un comunicado conjunto sin precedentes los cinco operadores que cuentan con red propia en España (Movistar, Orange, Vodafone, Grupo Masmovil y Grupo Euskaltel). La generosa inversión en infraestructura en un país habituado a picos de conexión provocados por la afluencia masiva del turismo, está permitiendo capear esta inesperada situación. ¿Cómo logran evitar el colapso? Los operadores cuentan con equipos monitorizando las redes las 24 horas del día y aplican criterios de “redundancia geográfica” cuando ven que una zona en concreto alcanza un pico de consumo.

Desde Vodafone, han confirmado a Digital Trends en Español que la conexión está garantizada ya que “las redes se dimensionan de forma permanente para adaptarse a las necesidades”. Con todo, los operadores de este país han anunciado en la citada nota de prensa que se está invirtiendo en aumentar todavía más la capacidad de las redes “pero estas medidas no son efectivas de forma inmediata”, por lo que insta a los usuarios a “hacer un uso inteligente de la red”.

Colabora y sé solidario siguiendo estos consejos

persona tecleando en una MacBook Pro. Todo lo que necesitas saber acerca de la pantalla de la laptop
Dan Baker/Digital Trends

Dado que no todos los países pueden estar en una situación de garantizar la conexión, como sucede en España, conviene aplicar los consejos de los operadores de este país para evitar colapsos. La guerra contra el coronavirus tiene en la solidaridad y la unión de todos su principal baluarte y esto es aplicable también en el consumo que hagas de internet. En este sentido, de lo que se trata es de evitar la concurrencia de muchos usuarios conectados para evitar la saturación y lo mejor es seguir los siguientes consejos:

  • Si no es absolutamente necesario, intenta retrasar la descarga de documentos (o películas) a las llamadas “horas valle” u horas de menor afluencia del tráfico. Los operadores las sitúan entre las 2 y las 4 de la tarde y de madrugada, entre la 1 y las 8 de la mañana.
  • Si es posible, evita enviar adjuntos de mucho peso y preferiblemente, envía el link de donde estén alojados (si están en la nube) o emplea alguna herramienta de compresión previamente.
  • En lugar del correo electrónico, emplea para trabajar herramientas colaborativas como Slack o Microsoft Teams. En lo posible, evita las videollamadas.
  • Aunque es tentador, dado los memes que circulan ahora, evita en lo posible el envío de mails masivos.
  • Los operadores recomiendan utilizar el teléfono fijo siempre que sea posible y, por último, proponen usar internet para el ocio en las llamadas “horas valle”.

Ha sido precisamente Vodafone el que acaba de anunciar que se compromete, en todos los países en los que está operativo, a mantener la calidad del servicio en un plan que durará hasta el 1 de septiembre y que nos da una idea de lo que nos queda todavía por delante. La buena noticia, dentro de toda esta catástrofe, es que los operadores están preparados para mantener el servicio pese al brutal incremento del consumo de red.

Recomendaciones del editor