Análisis del Motorola Edge 20: buen diseño y carga rápida suficiente

Motorola Edge 20
Análisis del Motorola Edge 20: buen diseño y carga rápida suficiente
“Este integrante de la serie Edge 20 encanta por su amplia pantalla OLED, rendimiento y autonomía. Es un teléfono equilibrado tanto por fuera como por dentro.”
Pros
  • Diseño atractivo
  • Carga rápida de 30 watts
  • Buena respuesta en aplicaciones
Cons
  • No cuenta con sonido estéreo
  • Sin jack de 3.5 mm para auriculares con cable

Parece un buen balance que Motorola haya puesto una batería de 4,000 mAh y carga rápida en su Edge 20, teléfono que se revisa en el siguiente análisis tras probarlo por un par de semanas.

Desde que se saca de su caja, en la que se incluye una funda transparente y el cargador, llama la atención de inmediato el acabado trasero del celular. El teléfono en color blanco —también disponible en negro— refleja distintos tonos según la luz, lo que da como resultado un móvil que luce elegante y moderno.

En la esquina superior izquierda de su espalda está el pronunciado módulo óptico compuesto por tres lentes: un sensor principal de 108 MP, un teleobjetivo de 8 MP (3x) y un gran angular de 16 MP que también hace las funciones de cámara macro.

A diferencia del Edge 20 Lite, esta versión no incorpora el jack de 3.5 mm para auriculares. En la base se ubican el puerto de carga USB-C, el canal de audio y la ranura para tarjeta SIM. En el costado derecho están los botones de volumen y el de encendido, el cual también incorpora el sensor de huellas para desbloquear la unidad; en el izquierdo se colocó el botón que permite activar el Asistente de Google.

Los bordes redondeados hacen que el equipo se sienta cómodo —sin la sensación de que resbalará de forma inesperada— pese a ser un móvil delgado y ligero (6.99 mm y 163 g). Por cierto, el marco cuenta con una aleación de aluminio.

Multimedia

Motorola dice que el Edge 20 integra una pantalla OLED ultravibrante y ultranítida, y razón no le falta. Se trata de un display Max Vision de 6.7 pulgadas (20:9) con atributos como frecuencia de actualización de 144 Hz, compatibilidad con HDR10+ y resolución Full HD+.

El conjunto se luce realmente cuando se reproducen contenidos en streaming o videos en línea. Los colores son intensos y el contraste también muestra negros profundos. Tampoco hace falta subir el brillo al máximo nivel para tener una buena experiencia de reproducción.

Motorola Edge 20

Eso sí, el panel se ve interrumpido por el notch circular ubicado al centro, el cual alberga la cámara para selfies de 32 MP; es aun más evidente cuando se reproduce una película en formato alargado.

Respecto al audio, hubiera sido buena idea implementar sonido estéreo, sin embargo, no se puede decir que al único canal de audio le haga falta potencia, por lo que no habrá problema cuando se olviden los auriculares inalámbricos.

En general, la experiencia es favorable al momento de reproducir el capítulo de una serie e incluso un partido en vivo, ahora que plataformas de video en streaming, como HBO Max o Star Plus, ofrecen esa modalidad en América Latina.

Desempeño y autonomía

Al principio de este análisis se decía que hay un buen balance entre incluir una batería de 4,000 mAh y una carga rápida de 30 watts. Ello significa que el Moto Edge 20 está preparado en menos de 60 minutos. De hecho, en las pruebas realizadas la fuente de poder pasó de 10 a 100 por ciento de su capacidad en solo 55 minutos.

Los usuarios más intensos tal vez requerirán conectar el teléfono una vez por día, pero eso no quiere decir que deben destinar alrededor de 120 minutos para tener su unidad a su máximo nivel.

Si bien el Moto Edge 20 Lite integra una batería de 5,000 mAh y una carga de 30 watts, demanda unos 90 minutos para que su batería esté llena.

En relación con el desempeño, el Edge 20 incorpora el procesador Snapdragon 778G —al igual que los Realme GT Master Edition y Honor 50—, además de una memoria RAM de 6 GB. Estas características son más que suficientes para que el smartphone entregue una buena respuesta en todo tipo de tareas y aplicaciones de productividad y entretenimiento.

El fabricante de chips dice que este procesador está listo para juegos móviles de vanguardia, inteligencia artificial acelerada y experiencias de captura prémium. Además, es compatible con la red 5G.

Respecto al almacenamiento, Motorola incluyó 128 GB de espacio, suficiente para descargar las apps que cada uno considere imprescindibles y guardar el contenido que se genere mediante el teléfono, ya sean fotos o video.

Experiencia general

Con el Edge 20 también se repite el hecho de que Motorola proporciona una experiencia Android “limpia”, aunque eso no quiere decir que no entregue uno que otro toque de la casa. Así, no quedan de lado los gestos que permiten llevar a cabo distintas acciones en el teléfono —desde encender el flash como linterna hasta hacer una captura de pantalla sin usar ningún botón— o la posibilidad de desplegar distintos atajos con solo pulsar el botón de encendido.

También está la nueva experiencia de Ready For, la cual permite usar el celular como reproductor multimedia, computadora (con la ayuda de un mouse y teclados inalámbricos) o consola de videojuegos (requiere de un control de juegos inalámbrico). La novedad es que esta plataforma ahora da todas esas posibilidades sin la necesidad de usar un cable; claro, para ello se necesita que la pantalla o televisor acepte el protocolo Miracast.

En un ejemplo de su utilidad, sí se pudo usar la aplicación Star Plus y reproducir los deportes en vivo de HBO Max en un televisor más grande por medio del Edge 20. Se debe recordar que la primera todavía no está disponible para todos los reproductores en Latinoamérica, en tanto que Roku no ejecuta las transmisiones en directo de la propuesta de WarnerMedia.

En las modalidades disponibles de Ready For está la de Ready For PC, también compatible con el nuevo celular de Motorola. Esta permite duplicar la interfaz del móvil en la computadora, con la posibilidad de copiar archivos de un equipo a otro. El programa para usar esta opción solo está habilitado para Windows 10, por lo que no fue posible hacer las pruebas correspondientes.

Respecto a la experiencia de usuario que brinda el sistema óptico principal, uno de los apartados que se mejoraron en la serie Motorola Edge 20, se puede decir que cumple para que las personas tengan fotos con un buen nivel de detalle y colores intensos.

La interfaz de la cámara también despliega las opciones de ajuste necesarias para obtener fotografías de paisajes o de objetos pequeños en el suelo sin complicaciones.

En general, el smartphone de Motorola es un Android que se siente eficiente y “limpio”, con la posibilidad, eso sí, de personalizarlo al gusto de cada uno, desde la pantalla de inicio hasta la navegación al interior del equipo.

Conclusiones

Con un precio de 11,000 pesos para el mercado mexicano, el Edge 20 encanta por su amplia pantalla OLED, rendimiento y autonomía. Es un teléfono equilibrado tanto por fuera como por dentro.

Sí, pudo haber integrado una mejor carga rápida, sonido estéreo o jack de 3.5 mm para audífonos con cable, un elemento que todavía resulta crucial para algunas personas. Sin embargo, no se le puede reclamar que no brinda un buen desempeño y características que lo hacen diferente, como Ready For y las múltiples alternativas de personalización para el usuario. ¿Será suficiente para que Motorola se haga de un lugar más amplio en la gama media?

Recomendaciones del editor