Skip to main content

Motorola Edge 30: el buen balance entre precio y especificaciones

El Motorola Edge 30 guarda “la esencia” del Edge 30 Pro, especialmente cuando se habla de su respuesta en multimedia, óptica e interfaz. Hemos probado el celular por unas semanas, por lo que te contamos la experiencia que tuvimos con el mismo.

Si bien en el Edge 30 sobresale un diseño más lineal, no pierde la elegancia que está presente en la versión de mayor costo. En la espalda destaca el módulo de la cámara triple y el logo de la compañía, mientras que en el costado derecho se ubican los botones que permiten encender la unidad y controlar el volumen.

Todo ello está integrado en un cuerpo compacto, al grado de que la marca afirma que se trata del “smartphone más delgado del mundo”.

Para desbloquearlo, Motorola integró el sensor de huellas en el display, el cual, en algunas ocasiones, requiere de un segundo intento con el fin de cumplir su propósito.

No se consideró el jack de 3.5 mm con la intención de enlazar unos audífonos alámbricos, sin embargo, la firma sí mantiene el sonido estéreo, un aspecto que agradecerán quienes suelen disfrutar de algún capítulo de una serie o incluso de una película sin emplear auriculares.

En la base del teléfono, además de uno de los canales de audio, se encuentran el puerto USB-C y la ranura para la tarjeta de datos móviles.

Multimedia

Como lo demuestra con sus últimas unidades, Motorola pone cada vez más cuidado en lo que tiene que ver con la pantalla. No es la excepción con el Edge 30, ya que se trata de un panel Max Vision del tipo pOLED, el cual se distingue por su tamaño de 6.5 pulgadas, resolución Full HD+ y tasa de actualización de 144 Hz (actualiza su imagen 144 veces en un segundo). También promete un despliegue de más de 1,000 millones de tonos de color.

Al momento de reproducir contenido de alguna plataforma de streaming, el móvil se luce con un buen nivel de detalle y colores intensos, además de un contraste óptimo.

Lo mismo sucede cuando se miran fotos fijas de una red social como Instagram. Se perciben tonos naturales tanto en imágenes de rostros como de paisajes.

A la experiencia multimedia favorable se suma el audio con Dolby Atmos: “Sentirás el sonido mejorado (de los altavoces estéreo) con más profundidad, claridad y detalle en el entretenimiento”, de acuerdo con Motorola.

Respuesta

¿Es suficiente con que el Edge 30 integre el procesador Snapdragon 778G+ y una configuración para México de 8 GB de RAM y 128 GB de almacenamiento? Lo que podemos decir es que en las pruebas realizadas no hubo ningún problema a la hora de ejecutar todo tipo de aplicaciones, desde las más simples hasta una que otra demandante.

El hecho de que el celular venga con Android 12 de fábrica, sin una capa de personalización con apps innecesarias, también contribuye a su buen desempeño. Eso no quiere decir que no se tendrán distintas opciones de personalización, todo lo contrario. Bien se sabe que la compañía de Chicago abre esa posibilidad con herramientas que dejan desde cambiar el estilo visual del teléfono hasta llevar a cabo algunas tareas con gestos.

No se debe dejar a un lado que este dispositivo es compatible con la red 5G y con Wi-Fi 6, lo que asegura tener una rápida descarga de contenidos tanto en el hogar como en el camino (siempre y cuando se encuentren habilitadas estas tecnologías).

Relacionado con su autonomía, el móvil incluye una batería de 4,020 mAh, suficiente para sortear una jornada sin complicaciones. Cuando sea la hora de conectarlo, gracias a su carga de 30 W (TurboPower), pasa del 15 al 100 por ciento de su pila en unos 50 minutos, o eso es lo que resultó en las pruebas realizadas.

Óptica

En pocas palabras, el Motorola Edge 30 entrega imágenes con tonos y colores vivos, especialmente cuando las condiciones de iluminación son favorables. Puede que en algunas fotografías los colores se sientan saturados, pero no al grado de verse artificiales.

La óptica trasera del dispositivo se compone de un ultra gran angular de 50 MP, cámara de alta resolución de 50 MP y sensor de profundidad. La dedicada a las selfies, colocada en un notch circular al centro del display, es de 32 MP.

Motorola indica que la cámara principal del móvil (50 MP) utiliza el nuevo estándar para el enfoque automático, Instant All Pixel Focus, que emplea el 100 por ciento de los pixeles en patrones verticales y horizontales para obtener un rendimiento más rápido y preciso en diferentes ambientes.

También ayuda a la buena experiencia el hecho de que la interfaz de la cámara es sencilla e intuitiva, con lo que las personas pueden elegir rápidamente entre una foto fija, video y retrato, o acceder a un menú general con más opciones.

Consideraciones generales

El Edge 30 integra la experiencia Ready For, lo que significa que se puede enlazar inalámbricamente a una pantalla compatible y desplegar en esta apps de entretenimiento, chat de video y juegos (todo dependerá de lo que se tenga instalado en el móvil).

Puede que cuando el televisor no cuente con alguna aplicación de video en su tienda o no se quiera iniciar sesión en este, resulte práctico llevar la ejecución desde el celular. En otros casos, como revisar correos u otras tareas de productividad, aún no encontramos a Ready For como un servicio fácil de usar o funcional.

Quienes compren el Edge 30, eso sí, no se arrepentirán, sobre todo por el desempeño que ofrece en multimedia y procesamiento. Asimismo, su precio es mucho más accesible cuando se le compara con el que tiene el Edge 30 Pro: 12,000 y 26,000 pesos mexicanos, respectivamente.

Así, el teléfono analizado en estas líneas también representa una alternativa viable a tecnologías como 5G, Wi-Fi 6 y Android 12, las cuales algunos fabricantes reservan solo a sus celulares más caros.

Motorola México

Recomendaciones del editor