Toyota convierte esta Hilux en una réplica RC para adultos

Date cuenta de una vez: has crecido; y lo mismo ocurre con los autos a control remoto. La división británica de Toyota se asoció con el fabricante de automóviles RC Tamiya para construir una réplica moderna y de tamaño natural de un modelo de camioneta que marcó a toda una generación de niños. El Bruiser es más atrevido que nunca, pero esta vez puedes ponerte detrás del volante y dar un paseo.

El original Tamiya Bruiser lanzado en 1985 fue inspirado por la camioneta Hilux de Toyota. Su homólogo moderno se basa en la Toyota Hilux, una camioneta del tamaño de una Tacoma que se vende en innumerables mercados mundiales, aunque no en los Estados Unidos. Toyota comenzó el proyecto con un modelo Extra Cab, en un intento por preservar las proporciones clásicas de dos puertas del Bruiser, asociándose también con una compañía llamada Arctic Trucks para instalar una larga lista de complementos enfocados en la capacidad todoterreno.

Hacer modificaciones en la suspensión fue crucial para lograr un aspecto perfecto. Arctic Trucks levantó la Hilux del suelo mediante la adición de componentes personalizados de Fox Shox y llantas de aleación de 17 pulgadas envueltas por neumáticos BF Goodrich. Es exactamente el mismo hardware que se usa en los camiones construidos para hacer frente al inclemente terreno en las expediciones por el Ártico. Grandes protectores de guardabarros y barras de metal sobre los paneles se complementan con una llantas tipo Monster Truck.

La carrocería es fiel al original, hasta las pegatinas de “hog heaven” en las puertas, con el emblema blanco de Toyota en el portón trasero. Toyota explica que comprar persianas de ventana para una camioneta moderna resultó imposible, por lo que se conformó con una impresión de vinilo bidimensional, la cual se ve bastante realista. Ningún auto RC estaría completo sin un interruptor de encendido/apagado, y el Bruiser no defrauda. Si echamos una mirada a la cama trasera, nos encontraremos con un enorme interruptor (no funcional, claro) del tamaño de una caja de herramientas.

La réplica del Bruiser de Toyota retiene el motor Hilux de cuatro cilindros turbodiesel de 150 caballos de fuerza. Envía esta potencia a las cuatro ruedas a través de una transmisión manual de seis velocidades. Es completamente legal para llevarla por la calle, y es tan capaz como sugiere su diseño. Toyota enfatiza que es solo un modelo construido para llamar la atención, y promete mostrar la camioneta en varios eventos de Inglaterra en los próximos meses. Después de eso, es probable que se una a esta camioneta Tonka en la colección de camionetas únicas inspiradas en héroes de la niñez de la compañía.

Recomendaciones del editor