Lujo en frasco pequeño: así es la completamente nueva Lincoln Corsair

En concordancia con los planes de Ford de priorizar los crossovers, las SUV y las camionetas por encima de los sedanes y los hatchbacks, Lincoln ha presentado su nueva apuesta en el Salón del Automóvil de Nueva York: la Corsair 2020 es la SUV más pequeña en el catálogo de la marca de lujo.

La Corsair comparte varias características básicas con la Ford Escape 2020, que también ha debutado en la cita neoyorquina. Pero los ingenieros hicieron algunos cambios a la receta, que incluyen un trabajo adicional de insonorización en la cabina y un ajuste propio de la suspensión, todo con el objetivo de que el naciente ejemplar se sienta más lujoso. En cualquier caso, la carrocería es una versión reducida del diseño de Nautilus, Aviator y Navigator.

Cuando salga a la venta a finales de 2019, la Corsair vendrá de serie con un motor de cuatro cilindros sobrealimentado de 2.0 litros, que genera 250 caballos de fuerza y ​​275 libras-pie (373 Nm) de torque. También estará disponible un turbo de cuatro cilindros y 2.3 litros, con 280 hp y 310 lb-ft (420).

Ambos propulsores estarán acoplados a una transmisión automática de ocho velocidades con tracción total. Para ahorrar combustible, el vehículo se desplazará la mayor parte del tiempo solo gracias a su eje delantero, apuntó el fabricante. Próximamente, la SUV agregará un tren de potencia híbrido enchufable, probablemente heredado de su hermana Ford Escape.

Al igual que la Lincoln Aviator 2020, los conductores de Corsair podrán usar sus teléfonos en lugar de un llavero. El sistema permitirá crear perfiles personales que abarcan hasta 80 funciones, según detalló la empresa, desde la posición del asiento hasta los ajustes predeterminados de radio.

Otras características incluyen un sistema de audio Revel de 14 bocinas y una pantalla frontal (heads up display). El sistema de infoentretenimiento será el mismo Sync 3 que ocupan todos los demás Lincoln y la mayoría de los que llevan el emblema de la matriz Ford. El conductor tendrá un asiento ajustable de 24 posiciones con masajeador, mientras que los pasajeros de las plazas posteriores gozarán de mayor espacio para las piernas que en una Mercedes-Benz GLS, según se jactó Lincoln. Alternativamente, los asientos traseros podrán deslizarse hacia adelante 6.0 pulgadas (152 mm.) para acomodar más equipaje.

Quizá sean los detalles los que terminen haciendo la diferencia entre la Corsair y sus rivales alemanes y japoneses. Al igual que en la Aviator 2020, llevará las señales audibles de advertencia grabadas por la Orquesta Sinfónica de Detroit. En lugar de la incómoda palanca de cambios electrónica, las marchas se seleccionarán usando los interruptores de la consola central, una configuración prestada del buque insignia de Lincoln, la Navigator. La Corsair también recibirá los mismos nombres imaginativos de modo de manejo que sus hermanos mayores, como Excite en lugar de Sport, o Conserve en vez de Eco.

Co-Pilot360, el paquete estándar de asistencias a la conducción, incluirá frenado de emergencia autónomo, monitoreo de puntos ciegos, asistencia de mantenimiento de carril y luces altas automáticas. El opcional Co-Pilot360 Plus añadirá control de crucero adaptativo con centrado de carril, frenado inverso autónomo, asistencia de dirección evasiva (agrega asistencia de dirección para facilitar las maniobras de emergencia) y un sistema de asistencia de estacionamiento que puede dirigir al vehículo en espacios paralelos o perpendiculares casi prescindiendo completamente del conductor.

La Lincoln Corsair 2020 se construirá en Louisville, Kentucky, y llegará a los concesionarios este otoño boreal. Los precios serán anunciados cuando se acerque su lanzamiento.

El más novel ejemplar reemplazará a la MKC, que también estuvo basada en la Escape. Lincoln actualmente comparte todas sus plataformas de vehículos utilitarios con su matriz Ford: la Nautilus se basa en la Edge y la Navigator en la Expedition, mientras que la Aviator 2020, que saldrá a la venta este verano boreal, compartirá el ADN con la Explorer 2020.

“Corsair”, cuyo significado en español es “corsario”, es también el nombre de un legendario avión de combate de la Segunda Guerra Mundial, por lo que no es una mala denominación para un automóvil.

Lincoln está volviendo a usar nombres reales para sus vehículos, en vez del esquema anterior de “MK” seguido de una letra. Anteriormente cambió “MKX” por “Nautilus” para el hermano mayor de la Corsair y revivió el icónico nombre Continental para el sucesor del sedán MKS.

Recomendaciones del editor