Así es la completamente eléctrica Kia Niro EV 2019

Hasta hace no muchos años, los vehículos eléctricos no eran más que una extravagancia. Hoy, gracias a fabricantes innovadores como Tesla, pero también a compañías tradicionales como BMW, Chevrolet, Fiat, Ford, Honda, Nissan, Toyota y Volkswagen, es común verlos en las calles de todo el mundo.

Otra de las que se atrevieron a abandonar el nunca bien ponderado motor de combustión interna ha sido Kia. Sus esfuerzos datan de principios de la década, cuando se aventuró con su primera variedad eléctrica, la muy compacta Ray, que solo se comercializó en Corea del Sur.

El debut internacional de su gama libre de emisiones se registró en 2014, con una versión específica del superventas Soul. Después, fue el turno de la SUV Niro EV 2019, que te mostramos en el capítulo de esta semana.

Estamos en presencia de una familiar bien lograda en términos de diseño, con una silueta elegante y detalles que lo hacen muy deportiva, como su generoso alerón trasero. Atrás y adelante, resaltan sus ópticos con tecnología led, que se complementan con detalles en azul.

Dado que no tiene un motor de combustión interna que requiera la refrigeración de la corriente de aire frontal, ha prescindido de la parrilla. En su lugar, encontramos una tapa plástica que guarda en el costado del piloto el conector para la carga.

En las electrolineras públicas, es posible inyectarle 80 por ciento a su batería en una hora. Como todos los rodados de su tipo, también tiene la opción de carga domiciliaria lenta (120 voltios) y a mediana velocidad (240 voltios). Su autonomía es de 239 millas (385 kilómetros).

Con lugar para cinco pasajeros, la Kia Niro EV es muy espaciosa y confortable, especial para viajar. La cabina tiene diversos compartimientos, incluidos algunos para vasos y botellas. Su maletero es igual de amplio, con un lugar reservado para el cable de carga.

¿Quieres saber más? Mira el video y no te pierdas los capítulos de estreno todos los sábados por Digital Trends en Español.

Recomendaciones del editor