Skip to main content

Revisión del sedán Mazda6 versión Signature Turbo 2019

Con un potente motor turbo, el Mazda6 goza del zoom-zoom que merece

El empuje adicional del motor turbo le da al sedán la ventaja que necesita para tomar la corona en su segmento.

Contents

Lo bueno

  • Potente motor turboalimentado
  • Elegancia por poco dinero
  • Diseño sobrio y moderno
  • Equipamiento de seguridad

Lo malo

  • Lento sistema de infoentretenimiento
  • Cámara de estacionamiento inútil con lluvia
  • Frenado automático muy sensible
  • Sin opción de caja manual

Cuando la actual tercera generación del Mazda6 se estrenó en 2012, nos cautivó de inmediato con estilo, elegancia, dinámica de conducción, una extensa lista de opciones estándar y bajos precios. Además, movió el cerco respecto de lo que pueden ofrecer los fabricantes en la relación de precio, calidad y equipamiento.

El ejemplar japonés siempre se ha destacado como una las mejores opciones entre la multitud de competitivos sedanes medianos. Entre sus rivales, se incluyen Honda Accord, Toyota Camry, Kia Optima, Hyundai Sonata, Nissan Altima, Chevrolet Malibu, Ford Fusion y Volkswagen Passat.

Sin embargo, un detalle no menor le impidió convertirse en el rey: solo llegó con un motor aspirado de cuatro cilindros y 187 caballos de fuerza, mientras que la competencia ofrecía seis cilindros o, al menos, un más potente sobrealimentado de cuatro.

Desde el anuncio, Mazda insinuó más potencia en su gama, promesa que cumplió con el CX-9, cuyo bloque turbo de cuatro cilindros se unió a la línea Mazda6 como un opcional. ¿El resultado? Un empuje adicional que le da al sedán la ventaja que necesita para tomar la corona en su segmento. ¿Valió la pena esperar? Sí. Y mucho.

Con precios desde $23,000 dólares, la unidad equipada con la mentada planta motriz es la versión Grand Touring de tercer nivel, con una etiqueta de solo $29,200 dólares. El Signature es el tope de gama y se comercializa desde $34,750 dólares.

El sedán Mazda6 bien podría ser un modelo de 2012, pero tiene un estilo pulido y está preparado para el futuro. El grupo principal obtiene fuentes retroiluminadas más finas, mientras que los medidores analógicos reemplazan la antigua pantalla LCD.

La decisión puede parecer contradictoria, pero el resultado final es un diseño más refinado y exclusivo. El panel central y HVAC también lucen más limpios. Y el cuero UltraSuede y el suave cuero Nappa lo convierten en el interior en un automóvil que cuesta mucho más del precio de lista.

Por supuesto, hay espacio adecuado para cinco adultos. La lista de tecnología incluye control de clima bizona, asientos delanteros con calefacción y refrigeración, navegación y un sistema de sonido Bose. Entre el equipamiento de seguridad, destacan detección de punto ciego, advertencia de colisión frontal con frenado automático y detección de peatones, advertencia de cambio de carril con asistencia de mantenimiento de carril y control crucero guiado por radar.

De todos modos, el dial estilo BMW iDrive y las mediocres velocidades de procesamiento del infoentretenimiento hacen que la interfaz y la experiencia interactiva se sientan débiles. Igual de deficiente es la cámara de estacionamiento de 360 ​​grados, por sus vistas bajas y el hecho de que las gotas de lluvia la hacen inútil.

Su caja automática de seis marchas está afinada para adaptarse perfectamente a la banda de potencia del motor.

El propulsor Skyactiv-G de cuatro cilindros y 2.5 litros cuenta con 250 caballos turboalimentados, reforzados por la friolera de 310 lb/ft de torque (420 Nm), disponible desde muy bajas revoluciones. Sin opción de caja manual, la transmisión automática de seis velocidades está afinada para adaptarse perfectamente a la banda de potencia del motor.

El elegante turbo de presión dinámica hace que el retraso sea virtualmente inexistente. Mazda dice que alcanza un máximo de 5.000 rpm. Pero se enciende tan rápido que, si la nota del escape no fuese tan débil, fácilmente se podría pensar que hay un motor mucho más grande oculto debajo del capó.

Dado que es un compacto de cuatro cilindros, la parte delantera del Mazda6 sigue siendo ligera. Pero no hay que preocuparse, porque es un verdadero placer de conducir. La maniobrabilidad es increíblemente deportiva, con una excelente afinación del chasis y el control de la carrocería, todo gracias al inteligente sistema de control G-Vectoring.

Imagen utilizada con permiso del titular de los derechos de autor

En caminos sinuosos, se comporta de forma equilibrada y compuesta como un sedán deportivo de tracción trasera, solo que sin la tendencia a sobrevirar. Y gracias a la misma tecnología, junto con algunos sofisticados trucos en la suspensión delantera, el torque-steer (cuando la dirección se carga hacia un costado al acelerar) es prácticamente inexistente.

Para la rutina diaria, el Mazda6 regala viajes exquisitos, dado que no transmite los baches de las calles citadinas. También es bastante eficiente en cuanto a consumo de combustible, ya que la computadora a bordo reporta un promedio mixto de hasta 26 millas por galón (11.1 kilómetros por litro).

Para la rutina diaria, el Mazda6 regala viajes exquisitos, dado que no transmite los baches de las calles citadinas.

La sensibilidad del sistema de frenado automático, que forma parte de la tecnología de mitigación de colisión frontal, es algo delicada, especialmente en maniobras sorpresivas. En una ocasión, aplicó los frenos de manera innecesaria y automática durante un cambio a un carril, pese a que existía una clara línea de desplazamiento hacia adelante. Además, las llantas rugen un poco cuando el pavimento es áspero.

La marca japonesa ofrece una garantía básica de tres años y 36,000 millas (58,000 km) y una póliza de cinco años y 60,000 millas (97,000 km) para el motor y la transmisión. JD Power colocó a mazda solo un lugar por encima del promedio de la industria de 142 problemas por cada 100 vehículos nuevos producidos y vendidos, con 144. Esa es una mejora significativa con respecto a la encuesta de 2017, en la que el fabricante obtuvo 166. Esto representa un evidente aumento en la fiabilidad del vehículo.

El factor zoom-zoom regresa y coloca a tu sedán mediano en la primera línea del campo de batalla. Pero el aumento en el poder no es solo un impulso para alardear, sino que es también un ejercicio extremadamente bien ejecutado.

La adición del cuatro cilindros turboalimentado no hace nada para interrumpir la ya amada experiencia de manejo del Mazda6, su excelente factura y su suave estilo. El vehículo hace todo lo posible para completar la experiencia que todos esperábamos, partiendo por un motor más potente.

Recomendaciones del editor

Juan José Castillo
Ex escritor de Digital Trends en Español
Juan José se ha desempeñado por cerca de dos décadas como periodista en medios de comunicación e instituciones públicas…
Las marcas de automóviles que menos cuestan (y más) de mantener
Tesla Model S Performance siendo conducido por la carretera.

Tesla / Tesla
Comprar un automóvil puede ser costoso, pero los costos no se detienen cuando conduce uno fuera del concesionario. También debe gastar una cantidad significativa para mantener ese vehículo en buen estado de funcionamiento. Sin embargo, algunas marcas cuestan menos de mantener que otras, y resulta que Tesla produce algunos de los vehículos más baratos en la carretera en lo que respecta al gasto a largo plazo.

Un estudio realizado por Consumer Reports descubrió que los Tesla solo le cuestan al propietario promedio poco más de $ 4,000 en mantenimiento durante un período de diez años. En el primer año, se espera que los costos de mantenimiento costen a los propietarios alrededor de $ 580, mientras que pueden esperar haber gastado alrededor de $ 3,455 para mantener su vehículo en buenas condiciones después de cinco años. También es poco probable que se vea afectado por una pesada factura de reparación desde el principio, ya que Tesla, como la mayoría de los demás fabricantes, tiene una garantía que cubre los primeros años de vida de un vehículo.

Leer más
Lo que sabemos hasta ahora sobre la próxima generación de la RAV4 de Toyota
rav4 toyota todo lo que sabemos

Toyota / Toyota
Desde su debut en 1994, el Toyota RAV4 ha sido un favorito permanente entre los consumidores que quieren algo con un poco más de versatilidad que un sedán tradicional, pero no quieren seguir la ruta de los SUV en toda regla. Inicialmente apodado como un acrónimo de "Vehículo de actividad recreativa con tracción en las 4 ruedas", Toyota ha cambiado ese mantra desde entonces a "Vehículo robusto y preciso con tracción en las 4 ruedas". No estamos del todo seguros de a qué "precisión" se refiere Toyota, pero ha sido capaz de dirigirse a un público principal (y en constante expansión), lo que ha permitido que el RAV4 celebre tres décadas de éxito este año. Ahora en su quinta generación, que comenzó en 2018, parece que ya es hora de que la RAV4 haga la transición a otra generación, que debería llegar en el próximo año o dos como máximo. Lo siguiente es lo que sabemos hasta ahora sobre qué esperar con el RAV de próxima generación.
¿Qué tren motriz tendrá la nueva RAV4?

Aunque en términos de tamaño, el RAV4 se parece más al Corolla, sus proporciones más grandes y su peso en vacío ligeramente más pesado dictan que es más que probable que use la línea de tren motriz del Camry más grande para la propulsión. El Camry 2025, que ahora se ofrece únicamente como híbrido en América del Norte, actualmente utiliza un motor de 4 cilindros en línea DOHC de 2.5 litros de aspiración natural con inteligencia de sincronización variable de válvulas por motor eléctrico (VVT-iE), que produce un neto de 225 hp para los modelos de tracción delantera y 232 hp con tracción total disponible. Esto suena como el punto de partida perfecto para la próxima generación de RAV4, ya que Toyota tiende a usar los mismos motores en toda su línea con pocos cambios.

Leer más
10 razones por las que se enciende la luz de Check Engine en tu auto
10 razones por las que se enciende la luz de Check Engine en tu auto.

Muchos de los problemas por los que se enciende la luz de Check Engine en tu auto son básicos y se solucionan rápidamente. Eso sí: por ningún motivo la ignores, ya que alguno de estos problemas podrían agravarse si no los atiendes correctamente. Un dato importante: el código de falla que hace que la luz se encienda se almacena en la computadora de a bordo de tu automóvil, y por lo mismo puedes recuperarlo usando un dispositivo simple para tener una idea precisa de que pasa bajo del capó. Hacer esto por tu cuenta le permitirá ahorrar dinero a largo plazo.

Ya que estás por aquí, quizá te interesará saber cómo conducir un auto manual, cuánto dura la batería de un auto o qué es un auto híbrido y cómo funciona.
1- Fallo en el sensor de oxígeno

Leer más