Porsche revela las versiones más agresivas del Cayman GT4 y Spyder

Máquinas de alto rendimiento y listas para la pista ha creado Porsche con las variantes 718 de sus modelos Cayman GT4 y Spyder, a las que dotó de un motor bóxer atmosférico de seis cilindros ubicado en posición central.

Asociado a una transmisión manual de seis velocidades que lleva la potencia únicamente al eje trasero, el propulsor de 4.0 litros fue sintonizado para entregar 414 caballos de fuerza y ​​309 libras-pie (419 Nm) de torque, que acelera hasta las 8,000 rpm.

Bajo la carrocería, estas ediciones del GT4 y el Spyder son idénticas bajo la carrocería. Porsche agregó una suspensión específica más firme y más baja de lo normal, para brindar una experiencia de conducción más dinámica, sobre todo en las curvas.

Los fanáticos del ajuste en la suspensión pueden modular manualmente una serie de configuraciones, incluida la altura de manejo. El eje delantero y los frenos vienen del 911 GT3, que es un modelo muy generoso a la hora de compartir partes.

El departamento de diseño de Porsche se aseguró que los 718 de seis cilindros lucieran tan intimidantes como su exclusivo escape los hace sonar. Ambos recibieron un kit de carrocería que agrega tomas de aire más grandes en el parachoques delantero, un separador, faldones laterales y un difusor de aire ancho integrado en el parachoques trasero. El Cayman GT4 va más allá, con un alerón trasero ajustable manualmente.

Aunque ambos traen asientos deportivos con refuerzos laterales y una palanca de cambios de tiro corto, no son unidades esencialmente de competición, a juzgar por el equipamiento que comparten: aire acondicionado y sistema de infoentretenimiento basado en una pantalla táctil. La compatibilidad con Apple CarPlay se ofrece a un costo adicional, mientras que Android Auto no está disponible.

Ambas variedades están disponibles para ordenar, pero los compradores deberán esperar hasta la primavera de 2020 para recibirlos. El valor del Spyder comienza en $96,300 dólares, mientras que el Cayman GT4 tiene un precio base de $99,200 dólares. Ninguna de las dos cifras incluye el cargo de destino obligatorio de $1,250 dólares.

Esos números ubican a los 718 en el territorio del 911. Seguramente, el valor de la dupla tenderá a apreciarse a medida de que envejezca, debido a su naturaleza más bien exótica y su especial posición dentro de la familia Porsche.

La firma alemana aclaró a Digital Trends que no son modelos de edición limitada y la producción responderá a la capacidad de ensamblaje que tengan sus plantas. Sin embargo, la compañía espera que la demanda supere la oferta.

Recomendaciones del editor