El primer Pininfarina Battista se inspiró en Nueva York

Quienes vimos el Pininfarina Battista cuando fue presentado en el Motor Show de Ginebra de 2019, nos enamoramos de la promesa de que el primer hiperauto eléctrico de cuatro motores fabricado de manera independiente por la legendaria casa de diseño Pininfarina sería capaz de acelerar de 0 a 62 mph (100 km/h) en menos de dos segundos, de 0 a 124 mph (200 km/h) en menos de seis y de 0 a 186 mph (300 km/h) en menos de 12 segundos, sin hablar de su velocidad máxima de 218 mph (350 km/h), gracias a sus 1,874 caballos de fuerza y 1,696 libras-pie de torque que hacen de él, por el momento, el automóvil más poderoso jamás fabricado en Italia.

Pero Automobili Pininfarina, diseñador de todos los Ferraris construidos entre 1951 y 2017 con excepción del Dino 308 GT4 y el LaFerrari, es preeminentemente una casa de diseño, por lo que la belleza de las líneas del Battista si bien no fueron una sorpresa, sí dejaron muchas bocas abiertas.

El ejemplar mostrado en Ginebra era de un color blanco deslumbrante, que sirvió como analogía al lienzo limpio al que se enfrentan los compradores de los 150 ejemplares que se producirán de este magnífico automóvil, quienes tendrán a su disposición 13.9 trillones de combinaciones exteriores. No era para menos con un precio superior a los $2.5 millones de dólares.

Simón Gómez

Quince meses después de su debut mundial en Suiza, Pininfarina nos muestra el primer Battista de producción fabricado para un cliente que permaneció en el anonimato y que, según el fabricante, tomó inspiración en la ciudad de Nueva York. Por fortuna, el espectacular hiperauto no fue cubierto por el amarillo chillón que caracteriza los taxis de la gran manzana, sino por un hermoso tono azul sobre su carrocería de fibra de carbono expuesta decorada con detalles en rojo y blanco sutiles, y rayas pintadas a mano, todo coronado por una insignia de aluminio anodizado pulido y cepillado.

El diseño final del primer Battista de producción no es exactamente igual al que vimos en Ginebra, en especial en su parte delantera, pero no por eso es menos cautivador.

Sin embargo, Pininfarina no mostró las imágenes del interior del vehículo, pero aparentemente la tapicería de sus asientos es negra con inserciones de color azul marino y cinturones de seguridad blancos, lo que suena demasiado simple cuando consideramos que Automobili Pininfarina ofrece 128 millones de combinaciones únicas para la cabina.

Los compradores de las 149 unidades restantes tendrán a su disposición 56 colores exteriores con o sin la apariencia de fibra de carbono, pero hay varios paquetes disponibles para modificar de manera significativa la apariencia del vehículo, en lo que parece un esfuerzo para que no hayan dos Battistas similares y así aumentar el potencial de coleccionabilidad de cada una de las unidades.

Recomendaciones del editor