Ya no necesitarás sacar tu billetera para comprar gasolina

Comprar gasolina implica tomar algunas decisiones bastante básicas: ¿Lleno o medio? ¿Regular o premium? ¿Efectivo o tarjeta de crédito? Pero pronto, la única decisión que tendrás que tomar es cuánto le vas a poner. Y es que los investigadores están trabajando en la creación de bombas de gasolina conectadas a Internet, las cuales permitirán a un gran número de automovilistas pagar por el combustible utilizando la pantalla táctil de sus automóviles.

La idea es relativamente simple de implementar, ya que se basa en una tecnología que ya existe. Jaguar y Shell mostraron recientemente cómo unir las piezas, aunque en una escala mucho más reduucida. Todo comienza con la pantalla táctil integrada en el tablero de la gran mayoría de los vehículos nuevos. La segunda parte del proyecto consiste en agregar las bombas de gasolina a la creciente red de objetos conectados al Internet de las Cosas (IoT, por sus siglas en inglés), la cual abarca desde microondas hasta neumáticos. La tercera parte requiere configurar una conexión de pago móvil entre el caro y la gasolinera. Esto puede hacerse a través de PayPal, Apple Pay, Android Pay o un servicio similar.

El sitio web Mobile Payments Today explica una forma de reunir estas tecnologías. Los conductores se detienen en la gasolinera de forma muy similar a como lo hacen hoy; seleccionan el tipo de combustible que quieren poner en su auto y llenan manualmente el tanque. Hasta aquí todo, todo como siempre. Pero en lugar de pagar con efectivo o con tarjeta de crédito, usarían ahora una aplicación cargada en el sistema de información y entretenimiento (infotainment) de su automóvil, pagando así directamente a la compañía de combustible. Esto podría hacerse con un toque rápido para confirmar el monto del pago.

© Jaguar Land Rover

Aunque ahorra tiempo, visto desde fuera, este sistema enfrenta suspicacias obvias: ¿qué pasa si un automovilista no paga? ¿La gasolinera guarda el número de registro del automóvil? ¿Qué pasa si los piratas informáticos entran en el automóvil y roban la información de la tarjeta de crédito almacenada en la aplicación? Los desarrolladores deberán responder satisfactoriamente a estas preguntas antes de ponerse a conectar las bombas de gasolina de la nación a Internet, poniendo en marcha una tecnología más allá de unos pocos y pequeños programas piloto.

Una cosa diremos en su favor: no se trata de obstáculos insalvables.

La IoT abrirá otras oportunidades para optimizar la vida de los automovilistas y las oportunidades para que compañías de terceros puedan ganar dinero. Mobile Payments Today señala que los automóviles cada vez están (y estarán) más preparados para las soluciones que le ofrezcan las ciudades inteligentes, habilitando servicios como compras y recogidas programadas y estacionamientos inteligentes. Podrás pedir comida para llevar, o pagar por un nuevo juego de neumáticos de invierno y concertar una cita para montarlos, todo ello sin abandonar tu asiento del conductor.

Todas estas características se basarán en la aplicación, y se podrá acceder a la mayoría de ellas a través de una pantalla táctil. Por lo tanto, si te olvidas tu billetera en casa cuando sales, no te preocupes: tu carro te cubrirá.

Recomendaciones del editor