El nuevo Jeep Cherokee 2019 gana en atractivo y tecnología

Jeep introdujo el Cherokee actual en 2013, y no sin polémica. Los críticos decían que había caído en una zona no especificada del segmento SUV y que, por lo que veían, podría haber sido escupido a la Tierra desde un planeta distante. ¿La razón? Su nada atractivo acabado frontal. Por suerte, el Jeep Cherokee 2019 actualizado y recién presentado en el Salón Internacional del Automóvil de Detroit 2018 adopta un diseño menos polémico.

Como era de esperar, su parte delantera recibe la mayoría de los cambios. Anteriormente separados, los faros y las luces diurnas forman ahora una sola unidad que comienza en el borde del capó y fluye suavemente hacia el guardabarros delantero. El nuevo aspecto recuerda vagamente al nuevo Compass de segunda generación y —en menor medida— al Grand Cherokee. Sin duda, es algo mucho más aceptable.

En su parte posterior nos encontramos con más ajustes visuales. Las luces son más grandes, con acentos LED integrados en forma de U, y la matrícula se mueve desde el parachoques al portón. La belleza está en el ojo del espectador, dicen. Para nosotros, estas actualizaciones que Jeep ha hecho al Cherokee son un paso dado en la dirección correcta.

Al poder (por fin) mirar dentro, nos damos cuenta de que las actualizaciones para el modelo 2019 son en su mayoría profundas. El Cherokee continúa con un volante multifunción de tres radios, una pantalla grande integrada en el tablero para el último sistema de información y entretenimiento Uconnect de Jeep, además de una pantalla configurable por el conductor disponible en el grupo de instrumentos. El fabricante señala que hay varios paquetes de opciones disponibles para compradores que buscan mejorar la cabina, con Apple CarPlay y Android Auto disponibles.

La hoja de especificaciones también se renueva. Nuevo para la versión 2019 es un motor cuatro cilindros de 2.0 litros turboalimentado, afinado para generar 270 caballos de fuerza y ​​295 libras-pie de torque. Está equipado con inyección de combustible directa y un sistema de arranque/parada, aunque la Agencia de Protección Ambiental aún no ha dado a conocer las cifras de ahorro de combustible.

Otras opciones de motor incluyen el familiar Pentastar V6 de 3.2 litros, el cual bombea 271 caballos de fuerza, y el Tigershark de cuatro cilindros y 2.4 litros, que proporciona 180 caballitos. La transmisión automática renovada de nueve velocidades de Jeep viene de serie, independientemente del motor que vaya metido detrás de la rejilla de siete ranuras.

El Jeep Cherokee 2019 llegará a los concesionarios en los próximos meses. Los precios los sabremos un poco antes de aquello ocurra. Las nuevas características podrían hacer que el modelo 2019 sea un poco más caro que la versión saliente, pero no se espera que se aleje demasiado del precio base —aproximado— de $25,000 dólares del modelo 2018.

Actualizado el 18 de enero. Se agregan fotografías del Salón del Automóvil de Detroit, así como información del interior y de los motores disponibles.

Recomendaciones del editor