Nissan Sentra demuestra que un sedán no tiene por qué ser aburrido

Cuando se trata de su modelo Sentra, la competencia de Nissan no solo está en el Honda Civic o el Toyota Corolla, sino que también en los crossovers, un estilo por el cual el grueso de los consumidores está abandonando los sedanes.

Fue por tales motivos que el fabricante japonés le dio una dosis importante de diseño y tecnología a la octava generación de su Sentra, aparecido originalmente en 1982. Tras su debut en el Salón de Los Ángeles, el inicio de sus ventas fue anunciado para fines de enero de 2020.

Si observamos la alineación de Nissan, lo encontramos entre el Versa y el Altima. No es casualidad, entonces, que el nuevo ejemplar tome prestadas características de estilo de ambos, considerando —además— que su versión precedente no fue sido precisamente una de las más aplaudidas.

El Sentra 2020 es aproximadamente 2.0 pulgadas (5.08 centímetros) más bajo y más ancho que su predecesor, lo cual le da mejores proporciones. Los faros y las luces traseras más delgadas le dan al un aspecto más aerodinámico, aunque la enorme parrilla V-Motion puede ser algo excesiva.

Nissan ofreció anteriormente un modelo ligeramente deportivo Sentra Nismo con un motor turboalimentado, pero esta vez no está en el menú. El único bloque disponible ahora es un cuatro cilindros de 2.0 litros, que genera 149 caballos de fuerza y ​​146 lb-ft (198 Nm) de torque. Esas son mejoras de 25 hp y 21 lb-ft (28 Nm) sobre el motor base de 1.8 litros saliente.

A pesar del aumento de potencia, Nissan espera que el nuevo motor ostente un mejor rendimiento de combustible. La firma también eliminó la opción de transmisión manual, por lo que ahora no hay más alternativa que la continuamente variable (CVT).

Una pantalla táctil de 7.0 pulgadas es estándar en el nivel de equipamiento básico, que corresponde al Sentra S. Las versiones SV y SR tienen una de 8.0 pulgadas que integra Apple CarPlay y Android Auto. Sin excepción, llevan las butacas “inspiradas en la NASA” Zero Gravity, diseñadas inspirándose en los desarrollos sobre el cuerpo humano conseguidos por la agencia espacial estadounidense.

El Sentra 2020 obtiene como estándar un paquete de asistencias a la conducción denominado Nissan Safety Shield 360, que incluye frenado de emergencia autónomo, monitoreo de punto ciego, alerta de tráfico cruzado trasero, advertencia de salida de carril y luces altas automáticas.

Como opcionales, aparecen un recordatorio para el ocupante del asiento trasero, un monitor de atención al conductor y un sistema de cámara de 360 ​​grados. El control de crucero adaptativo es estándar en los niveles de equipamiento SV y SR, pero no en la edición de entrada.

Los precios del Nissan Sentra 2020 serán revelados más cerca de la aparición del sedán compacto en las salas de venta.

Recomendaciones del editor