Los vehículos Mazda se detendrán si el conductor tiene problemas de salud

Mazda quiere revolucionar la seguridad al conducir un automóvil y evitar accidentes que afecten tanto a los pasajeros de un vehículo como a terceros, por lo que desarrolla un sistema que detendrá un auto si el conductor tiene problemas de salud.

Para ello, utilizarán cámaras que estarán instaladas dentro de la cabina. Las imágenes capturadas permitirán establecer si el conductor tiene algún problema, por ejemplo, si la persona se desvanece sobre el volante.

El sistema se desarrolla en conjunto con la Universidad de Tsukuba y analizará hábitos de conducción, movimientos corporales, expresiones faciales y otros indicadores de un potencial y súbito problema de salud, incluso antes de que el conductor se dé cuenta.

El Mazda 3 es uno de los autos con tracción delantera

Un detalle importante de la tecnología de Mazda es que el automóvil no se detendrá inmediatamente en el lugar, sino que se encargará de moverlo hacia un lugar seguro del camino donde esa detención no cause otro tipo de inconveniente en la ruta. Y además de lo anterior, también habrá alertas para el resto de conductores: luces, sonido del claxon o hasta una llamada a los servicios de emergencia, aunque por ahora los detalles exactos todavía no están definidos.

La idea de Mazda es que este sistema esté disponible para 2025 y no solo en sus modelos de lujo, sino que también en vehículos para público general. En un inicio, se desplegará en Europa y Japón, aunque posiblemente también llegue a América.

La tecnología de Mazda tiene entre sus objetivos prevenir accidentes de tránsito en uno de los países con mayor tasa de envejecimiento del mundo, como es Japón. De cualquier manera, no solo Mazda trabaja en un sistema de este estilo, sino también otros fabricantes como Toyota y Volkswagen.

Recomendaciones del editor