Skip to main content

Los limpiaparabrisas en NASCAR tienen una función inesperada

Idealmente, las carreras de la Asociación Nacional de Carreras de Autos de Serie, mejor conocida como NASCAR, se celebran durante días soleados. Hay veces, sin embargo, en que la naturaleza no coopera. 

Es por ello que las estrictas reglas que rigen las carreras de NASCAR exigen que los autos que compiten en ellas cuenten con el motor eléctrico y el mecanismo necesario para hacer funcionar un limpiaparabrisas. Sin embargo, si no hay pronóstico de lluvia para el día de la carrera, no es obligatorio instalar el brazo metálico con la escobilla de goma que barre el agua del parabrisas. Nadie adivinaría esta posibilidad viendo las carreras de NASCAR de los últimos años.  

Adam Davis/Icon Sportswire via Getty Images

A partir de 2017, algunos equipos comenzaron a correr con el brazo limpiaparabrisas instalado en una posición fija vertical, o casi vertical, en carreras sin lluvia, algo que en 2022 es una práctica común en NASCAR. ¿Cuál es el motivo? Aparentemente, mejora la aerodinámica del vehículo, al punto que algunos equipos comenzaron a cubrir los brazos con estructuras metálicas. 

En 2018 se habló de prohibir la práctica. Un reporte de NBC Sports cita a Scott Miller, vicepresidente sénior de competencia de NASCAR, decir en un programa de radio que “por lo general, les permitimos hacer funcionar la escobilla del limpiaparabrisas, llueva o no”, para luego advertir que esta práctica “está en nuestra lista de regulaciones para 2019, y les diremos cuándo pueden y cuándo no pueden hacer funcionar la escobilla del limpiaparabrisas”.

Ejemplo de limpiaparabrisas completamente cubierto. Dylan Buell/Getty Images

Sin embargo, eso no fue lo que ocurrió exactamente. Cuatro años más tarde, los autos de NASCAR siguen compitiendo con el brazo del limpiaparabrisas en posición vertical, incluso recubierto en la gran mayoría de los casos. Lo único que hizo la organización fue regular las dimensiones de las cubiertas. De acuerdo con las reglas de NASCAR más recientes, la cubierta no puede tener más de 1.5 pulgadas de ancho y 2.5 pulgadas de alto, y no puede extenderse más allá de lo que se extendería el propio parabrisas en ningún punto de su barrido.

Ningún equipo ha explicado cuál es la eficacia aerodinámica de los brazos limpiaparabrisas en posición firme, pero la generalización de la práctica indica que debe existir. Así, mientras NASCAR permita la práctica, los equipos están obligados a adoptarla para evitar caer en desventaja.

Recomendaciones del editor