Hyundai Sonata N Line encabeza nueva línea Elantra

Hyundai está ampliando la familia de sus Elantra N Line y ahora tenemos la oportunidad de conocer al Sonata N Line, un sedán de rendimiento deportivo, que brinda un equilibrio refinado de lujo moderno, tecnología de vanguardia y seguridad inteligente.

Este modelo tiene un motor de cuatro cilindros, con 2.5 litros y 290 caballos de fuerza.

Las llantas de aleación de 19 pulgadas están equipadas con neumáticos premium disponibles para ese agarre de “conducción sobre rieles”.

Hyundai de expandir su portafolio de marcas deportivas N en varios segmentos

Sonata N-Line

Manejar este auto en las montañas de Malibú, en California, fue una experiencia sorprendente; los 290 caballos de fuerza brillaron en las curvas pronunciadas del camino, así como su agarre digno. Hyundai nos dijo que probó este vehículo en Alemania, por eso el nombre N-Line: la “N” hace referencia a Nürburgring, la icónica pista de la nación teutona.

Pero al ser un Sonata, también puede ser un coche para pasear con la familia, o simplemente un paseo dominical. No se queda atrás si se usa para ir del trabajo a la casa y viceversa; es una unidad muy versátil, una sorpresa agradable de la marca surcoreana.

Elantra N-Line

Da gusto que algunos fabricantes no abandonen el mercado de los auto con transmisión manual, es el caso de este Elantra que condujimos. A algunos les parecerá inútil tener una palanca de velocidades, pero para los “puristas”, fue un deleite poder meter el clutch y maniobrar sobre todas las posibles confinaciones, en velocidades bajas para revolucionar más el vehículo, en velocidades altas cuando se quiere navegar sin prisa.

Los 201 caballos de fuerza parecen pocos para este bólido, aunque por su tamaño y su transmisión manual, lo hacen un auto muy ágil y fácil de manejar. También existe la versión con velocidades automáticas, pero la pregunta es sencilla, ¿para qué? No tiene caso: la palanca hará recordar viejos tiempos y volver a vivir lo que representa revolucionar un auto al gusto.

Elantra Híbrido

Este auto es el mejor de todos los que manejamos, es simplemente lo mejor de dos mundos; se puede ser ecológico y tener un sedán capaz de grandes hazañas (una cosa no debería ser opuesta a la otra). El manejo de este vehículo da una sensación de estar completo; 54 millas por galón es un triunfo a la tecnología moderna de ahorro de combustible y para el bolsillo.

No por eso se sacrifica en poder. Con 139 caballos de fuerza combinados, es seguro que no deja atrás. No es lo más potente del mundo, pero sin duda, es más que suficiente para hacer frente a la congestión de las ciudades actuales.

Elantra (Gasolina)

Aquí sí, el auto no nos gustó, ni tiene la estatura del N-Line ni es híbrido; es un sedán que se queda corto en todos los sentidos: 47 millas por galón, pues es menos que el híbrido, y 147 caballos de fuerza es más que el híbrido, sin embargo, menos que el N-Line. La verdad, no se siente tan potente como sus números lo indican.

Lo único que podemos destacar es su costo, inicia en los $19,650 dólares, precio muy atractivo. Sinceramente, es mejor pagar un poco más y comprar el híbrido (los ahorros vendrán después en el combustible).

Recomendaciones del editor