Hennessey tiene grandes planes para el Chevrolet Corvette ZR1

El ZR1 2019 puede ser la producción más extrema de la historia de Corvette. Su V8 ​​ de 6.2 litros sobrealimentado produce la friolera de 755 caballos de fuerza y ​​715 libras-pie de torque, y se espera que su velocidad máxima alcance las 212 mph. Pero Hennessey Performance está buscando la manera de extraer aún más poder de esta bestia.

El tuneador de Texas ya está planificando una serie de paquetes de actualización que llevarán al ZR1 a un territorio aún más demencial. La versión más suave —en términos relativos— se llamará HPE850, y contará con una potencia de salida de 850 caballos (el par de torsión seguirá siendo el mismo). Con 100 caballos adicionales, Hennessey asegura que el Corvette ZR1 HPE850 pasará de 0 a 60 mph en 2.6 segundos, y correrá el cuarto de milla en 10.3 segundos a 136 mph.

El paquete HPE1000 ofrecerá (lo adivinaste), 1,000 caballos de fuerza, además de 966 libras-pie de torque. Eso será más que suficiente para ir de 0 a 60 mph en 2.5 segundos y alcanzar el cuarto de milla en 9.7 segundos a 147 mph, pudiendo después alcanzar una velocidad máxima de más de 220 mph, según Hennessey.

Finalmente, el paquete HPE1200 bombeará 1,200 caballos y 1,066 libras-pie de torque. Con esta actualización, Hennessey asegura que el ZR1 pasará de 0 a 60 mph en 2.2 segundos, rivalizando así con los autos de producción con la aceleración más rápida del mundo. El tuneador también pronostica una carrera de cuarto de milla de 9.2 segundos a 147 mph, y una velocidad máxima de más de 230 mph. Nada mal.

Ese tipo de rendimiento es definitivamente impresionante, pero el ZR1 es mucho más que un carro veloz en línea recta. Los ingenieros de Chevy prestaron tanta atención a la aerodinámica como a la potencia. Equipado con el opcional “High Wing”, el ZR1 ofrece un 60 por ciento más de carga aerodinámica que un Corvette Z06, y ciertamente se ve como algo recién salido de una pista de carreras o de la saga Fast & Furious.

Hennessy ha dicho que la producción de sus ZR1 actualizados se limitará a unos pocos ejemplares. La compañía no ha hablado de precios, pero los compradores primero tendrán que comprar un ZR1 de stock para después actualizarlo, modelo cuyo precio comienza en $119,995 para el coupé y $123,995 para el convertible. Las entregas comienzan la próxima primavera.

En cualquier caso, un Corvette ZR1 sintonizado no será el auto más rápido en la alineación de Hennessey. La compañía está trabajando en un nuevo superdeportivo llamado Venom F5, el cual contará con 1,600 hp. Hennessey cree que el automóvil superará las 300 mph, lo que destruiría el récord del automóvil de producción más rápido del mundo. Presentado en SEMA 2017, el F5 entrará en producción en 2019, y tendrá un precio de venta de $1.6 millones de dólares.

Recomendaciones del editor