El indeseable efecto de las temperaturas extremas en los eléctricos

El frío extremo puede disminuir el rango de operación de un vehículo eléctrico hasta en un 41 por ciento, principalmente debido al uso de sistemas de climatización (HVAC) para temperar el interior, según un informe de la Asociación Automovilística de Estados Unidos (AAA, por sus siglas en inglés).

De acuerdo al informe, las altas temperaturas también acortan la autonomía al generar un mayor esfuerzo en el sistema de aire acondicionado, sin embargo este efecto es más alto cuando se usa el climatizador para mantener abrigada la cabina ante fríos extremos.

La AAA comparó el rango de operación y la eficiencia de cinco vehículos eléctricos a 20° F (-6.6° C) y a 95° F (35° C) frente al desempeño que tienen a 75° F (24° C), una temperatura considerada moderada.

Los resultados fueron esclarecedores. Incluso sin activar la climatización, cuando los vehículos se enfrentaron a temperaturas extremas su autonomía y eficiencia disminuyeron, aunque no tan drásticamente como cuando se emplearon los sistemas de calefacción o refrigeración.

A 20° F, el rango de conducción promedio cayó un 12 por ciento y la economía de combustible bajó un nueve por ciento, en comparación con el desempeño ideal a 75° F. Con los sistemas HVAC en uso, la autonomía promedio se redujo en 41 por ciento y la economía de combustible retrocedió un 39 por ciento.

A 95° F, el funcionamiento sin aire acondicionado redujo el rango en un cuatro por ciento y la economía de combustible en un cinco por ciento, frente a las bajas de 17 por ciento y 18 por ciento, respectivamente, con el uso del climatizador.

Los vehículos que participaron de la prueba fueron el BMW i3s de 2018, el Chevrolet Bolt 2018, el Nissan Leaf de 2018, Tesla Model S 75D de 2017 y el Volkswagen e-Golf  de 2018.

El organismo seleccionó un vehículo por fabricante, con los requisitos de que se vendieran en Estados Unidos y que tuvieran una autonomía de al menos 100 millas (161 kilometros) estimadas por la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés).

La AAA desarrolló la investigación en conjunto con el Centro de Investigación Automotriz del Club de Automóvil de California del Sur (ARC, por sus siglas en inglés) en Los Ángeles.

Recomendaciones

Ante aumentos o caídas bruscas en la temperatura habitual, la AAA tiene cuatro recomendaciones para ayudar a los propietarios a prepararse para una menor autonomía y una caída en la eficiencia:

  • Ten en cuenta el rango de conducción más bajo y planifica más paradas de carga de lo habitual. Verifica las ubicaciones de la estación de carga a lo largo de la ruta antes de comenzar el viaje.
  • Reduce el esfuerzo del vehículo para llevar la cabina a un rango de temperatura cómodo al precalentar o enfriar previamente, mientras esté conectado a un cargador.
  • Estaciona el vehículo eléctrico en un garaje.
  • Acostúmbrate a la planificación si vives en lugares que presentan temperaturas extremas con demasiada frecuencia, especialmente en estados con inviernos largos y fríos.

Recomendaciones del editor