La Ford Ranger Splash 2022 es pura pinta, pero muy buena

Después de ocho años de ausencia, la Ford Ranger regresó al mercado estadounidense en 2019, el cual había abandonado al estar en el tope del segmento de las pickups compactas, donde tenía años perdiendo terreno frente a las full size. Pero no regresó como una pickup compacta, sino como una de tamaño mediano que llegaba a enfrentarse a dos colosos establecidos: la Chevrolet Colorado y la Toyota Tacoma. Tampoco volvió como un modelo completamente nuevo, sino como una variante de la Ranger internacional, más adaptada a los mercados foráneos que a los gustos sumamente específicos estadounidenses en cuanto a estas camionetas.

Naturalmente, y a pesar de ser un vehículo competente y competitivo, el regreso de la Ranger no causó la sensación que Ford habría deseado, y hasta que no llegue su reemplazo a finales de 2022 como modelo 2023, necesitará toda la ayuda que puedan darle. Es por lo anterior que Ford acaba de anunciar el regreso de la Ford Ranger Splash, una de las variantes de más éxito de la segunda generación de la Ranger que se vendió entre 1993 y 1998.

Ford Ranger Splash (1993).

La Ranger Splash original contaba con un interesante aspecto monocromático con los parachoques pintados del mismo color que la carrocería y caja de carga esculpida. Ninguno de estos atributos se traslada a la versión 2022, donde son sustituidos con una profusión de detalles en negro brillante y unos vistosos gráficos de vinilo.

Y es que la Ford Ranger Splash 2022 es únicamente un paquete de apariencia, que no añade las intenciones de deportividad de la Splash de hace 30 años que tenía rines cromados y una suspensión con menor despeje del suelo.

En el exterior resaltan los parachoques negros, la parrilla negra brillante y sus insertos decorativos del color de la carrocería, así como unas placas identificatorias en los guardafangos delanteros desde donde salen unos impactantes gráficos negro que corren a lo largo su cascarón.

En las imágenes también se pueden ver unos gráficos FX4 en los extremos traseros laterales de la caja de carga, los cuales están allí porque el paquete Splash fue aplicado a una versión Ranger Lariat FX4 con tracción en las cuatro ruedas. Sin embargo, el paquete Splash también estará disponible para los modelos XLT y Lariat FX2 con tracción trasera. En todos los casos el precio del paquete de apariencia Splash es de $1,495 dólares.

La Ford Ranger Splash cuenta con unos hermosos rines de aleación pintados en negro brillante, que no serán los rines cromados de antaño, pero también son exclusivos del modelo.

En la cabina conseguimos un aspecto general más convencional, pero aún con cierta distinción gracias a costuras naranjas en los asientos de cuero, el volante y la palanca de cambios. Todo lo demás es negro, el color oficial del interior de la Ranger.

Las entregas de las primeras unidades de la Ford Ranger Splash 2022 comenzarán cerca del fin de año cuando se comiencen a distribuir los modelos 2022. Mientras tanto, seguimos esperando por la Ford Ranger Raptor.

Recomendaciones del editor