Todo lo que esperamos de la Ford Maverick 2022

Cuando Ford eliminó sus planes para construir una planta de $1,600 millones de dólares en San Luis Potosí a finales de 2016, el mercado estadounidense perdió todas las esperanzas de ver la actual generación del compacto Ford Focus. La apuesta del Ford es que nadie iba a llorar la ausencia de los compactos, y al igual que la competencia doméstica, le dejó ese mercado abierto a los fabricantes japoneses y coreanos.

Pero eso no le negó la oportunidad a América del Norte de disfrutar de las bondades de la aclamada plataforma global para vehículos compactos de Ford conocida como C2. De hecho, en la actualidad hay tres productos construidos sobre C2 que circulan en nuestras autopistas: las crossovers Escape (Kuga en Europa), Bronco Sport, y Lincoln Corsair.

Hoy Ford nos dio permiso de manera oficial de llamar por su nombre al que será el cuarto producto local basado en C2, la nueva pickup compacta Ford Maverick 2022.

Si Ford pensaba que el nombre era un secreto, también debe estar consciente de que no hicieron un buen trabajo guardándolo. Hace más de un año, desde que se filtró el rumor de que Ford construiría una pickup compacta, que los fanáticos del mundo automotriz y los medios especializados usan el nombre Maverick para referirse a ese producto.

Hasta el momento, el nombre es lo único que Ford ha revelado de su nueva pickup mini. Sin embargo, no es difícil adivinar qué traerá el paquete.

Esto es lo que esperamos de la nueva Ford Maverick 2022.

Cuerpo Unitario

A diferencia de las Ford F-150 y la Ranger, la Ford Maverick 2022 es un producto monocuerpo. Esto sacrifica resistencia torsional y capacidad todoterreno a favor de una marcha más suave y estable con un un centro de gravedad bajo, que también debería darle mejor maniobrabilidad y economía de combustible. La Ford Maverick, la Honda Ridgeline y la Hyundai Santa Cruz serán las únicas pickups monocuerpo disponibles en Estados Unidos.

Tecnología

En materia tecnológica será muy similar a la Ford Bronco Sport: con seguridad la Maverick ofrecerá el conjunto de tecnologías de asistencia a la conducción Ford 360, así como las innovaciones que debutaron en la Bronco Sport, como la cámara para examinar la ruta en situaciones todoterreno y la navegación GPS con memoria. Todas los equipos habituales, como las tecnologías de conectividad Sync 3 y Ford Pass, y la cámara de 360 grados, también estarán presentes.

Bajo la tapa del motor

Esperamos ver en el menú de opciones de la Maverick los mismos trenes motrices que Ford ofrece para la Escape y la Bronco Sport: un motor de tres cilindros de 1.5 litros de desplazamiento turboalimentado como motor estándar, y un cuatro cilindros de 2.0 litros de desplazamiento como motor opcional. La tracción integral será opcional y la Maverick debería llegar con una transmisión automática; no esperamos ver una transmisión manual como opción. Tampoco descartamos que Ford ofrezca una opción híbrida en algún momento.

Precio

Para generar un verdadero impacto, la Maverick deberá estar muy por debajo del precio de la pickup mediana Ranger, que actualmente cuesta $26,265 dólares en su versión XL, la más básica de la línea. Esperamos que Maverick cueste no más de $20,000.

Cualquiera que sea la veracidad de estas predicciones, todas las dudas serán resueltas el próximo 8 de junio.

Recomendaciones del editor