Ya hay fecha para la reserva del SUV eléctrico Fisker Ocean

El primer eléctrico de Fisker será un SUV de conveniente valor

Fisker planea lanzar en el transcurso de 2021 un SUV eléctrico con hasta 300 millas (483 kilómetros) de independencia y un precio base por debajo de los $40,000 dólares. Ahora, sabemos cómo se llamará el vehículo y que no se venderá a través de los concesionarios tradicionales. El coche llevará por nombre Ocean y los clientes podrán también alquilarlo a través de una aplicación. La empresa liderada por el prolífico diseñador danés Henrik Fisker anunció para el 27 de noviembre de 2019 la apertura del período de reserva, no obstante el producto no se dará a conocer sino que hasta principios de 2020.

El primero de los tres modelos completamente eléctricos planeados por la casa con sede en Anaheim (California) pretende llevar el respeto por el medio ambiente a un nuevo nivel. El interior utilizará alfombras fabricadas con material reciclado, específicamente con redes de pesca, así como tapicería libre de insumos de origen animal. La marca planea usar un material 100 por ciento ecológico, derivado de ropa usada y plástico de desecho, así como también de retazos de caucho sobrantes de la fabricación de neumáticos. La decisión no solo evitaría desperdicio de materia prima, sino que también puede significar ahorro de la energía necesaria para el proceso de elaboración de insumos desde cero. Aunque cosmética, otra de las revelaciones ha sido que contará con llantas de 22 pulgadas opcionales.

El Ocean tendrá tracción total como estándar, así como dos motores eléctricos para accionar cada uno de los ejes. Fisker dijo anteriormente que el SUV tendrá una batería de iones de litio de 80 kilovatios-hora, con un rango de entre 250 y 300 millas (402 y 483 km), dependiendo de las condiciones de manejo y el estilo del conductor. La empresa también tiene en carpeta equipar el familiar con un techo panorámico con celdas fotovoltaicas, que podrían aportarle la energía suficiente para recorrer unas 1,000 millas (1,609 km) por año. La idea ya fue puesta en práctica por el fundador de la compañía en la variante que inauguró sus operaciones, el Karma. Nacido en 2012, solo alcanzaron a producirse cerca de 2,000 antes de la declaración de la bancarrota, aunque fue posteriormente relanzado en 2019 por la china Wanxiang bajo la denominación de Karma Revero GT.

Fisker dijo que ofrecería el Ocean en alquiler a través de una aplicación, pero no ofreció muchos otros detalles. En un comunicado, Henrik Fisker anunció que “nos ocupamos de todo el servicio y el mantenimiento”, pero no abordó las condiciones ni menos los precios. Si bien la compañía ha insistido que el carro tendrá un valor inferior a los $40,000 dólares, tampoco está claro qué tan por debajo a esa cifra será su etiqueta. Por ejemplo, el Tesla Model Y, que se espera se lance al mismo tiempo que el Ocean, comenzará en $39,000 dólares. Audi también planea ofrecer una versión de producción de su conceptual Q4 e-tron, cuyo valor también debería de acercarse a dichos guarismos.

Se revelarán más detalles sobre el programa de arrendamiento, así como sus valores durante un evento transmitido en vivo que la casa con sede en California ha programado para el 27 de noviembre. Fisker comenzará a tomar reservas para el Ocean en ese momento, pero el automóvil no se revelará hasta el 4 de enero de 2020, un mes más tarde de la fecha que la propia firma había presupuestado originalmente. De acuerdo con lo informado por el fabricante, en aquella ocasión se mostrará solo prototipo muy cercano al modelo de serie y no el producto terminado que entrará a la línea de ensamblaje. Fisker espera comenzar la producción a fines de 2021, pero no prevé que las entregas a gran escala comiencen sino hasta 2022.

En paralelo al anuncio del Ocean, Henrik Fisker —responsable del diseño del BMW Z8 y el Aston Martin DB9— aseguró que la compañía está “invirtiendo fuertemente” y “trabajando de manera incansable” en tecnologías de próxima generación, entre ellas una batería de estado sólido. La innovación será parte del equipamiento del sedán de lujo EMotion, que solo con una única carga rápida podrá recorrer más de 500 millas (805 km). Catalogado por la propia empresa como su “buque insignia”, será el segundo producto de su catálogo tras el debut del “asequible” SUV, cuya producción se concretará en una planta en territorio estadounidense cuyo lugar específico debería definirse en el corto plazo.

Recomendaciones del editor