Las motocicletas nunca volverán a ser las mismas con la electrificación

Aunque los automóviles eléctricos se roban la atención de todo el mundo, la ola de electrificación también está afectando al mercado de las motocicletas. Uno de sus protagonistas es el fabricante italiano Ducati, que ya ha confirmado que está trabajando en un modelo alimentado por batería.

¿Cómo impactará la electrificación a este sector?  Uno de sus principales ejecutivos entregó a Digital Trends una perspectiva de cómo este tipo energía podría influir en el proceso de diseño. “Todo el mundo está pensando en convertirse en eléctrico”, dijo Andrea Ferraresi, diseñador principal de Ducati.

Los comentarios de Ferraresi están en línea con los que realizó el CEO de Ducati, Claudio Domenicali, en enero pasado.

El ejecutivo es el responsable de garantizar que todos los modelos de Ducati, independientemente del segmento de mercado o del tren motriz, se ajusten a la filosofía de la empresa, que combina estilo, rendimiento y sofisticación.

A su juicio, avanzar en la electricidad podría traer cambios significativos al lenguaje de diseño de la compañía. “La electrificación cambiará el diseño de la motocicleta más que el diseño del automóvil”, afirmó.

Añadió que las modificaciones no será inmediatas, sino que graduales. Al principio, las motocicletas eléctricas se parecerán mucho a los modelos convencionales, con un gran paquete de baterías en lugar de un motor.

De cara al futuro, la electrificación abre nuevas oportunidades para las motocicletas, algo que la mayoría de los diseñadores de automóviles no disfrutarán. “Una motocicleta eléctrica no necesita un sistema de escape o un tanque de combustible. Un coche eléctrico tampoco, pero esos componentes normalmente no son parte del diseño”, señaló Ferraresi.

Esto crea una oportunidad, pero también un desafío: los diseñadores no pueden simplemente quitar el tanque de combustible de una motocicleta eléctrica. Sin ese elemento se parecerá más a una bicicleta, por lo que algo tiene que ocupar su lugar.

Su conjetura es tan buena como la nuestra cuando se trata de cómo se vería una Ducati eléctrica. Durante un evento en España, Domenicali reveló que la firma “no está lejos de comenzar la producción en serie” de su primer modelo a baterías. No está claro en esta etapa si el modelo, que todavía no tiene nombre, compartirá claves con el prototipo Zero que se presentó en 2017 en Milán, Italia, en colaboración con una escuela de diseño.

Bosch está ayudando a Ducati a llevar la tecnología basada en radar, como el control de crucero adaptativo, al mundo de las motocicletas, lo que requiere instalar sensores en forma de caja en ambos extremos.

Los diseñadores de automóviles enfrentan el mismo desafío, pero un carro es mucho más ancho que una motocicleta, por lo que agregar sensores no resulta tan complejo. “Será un problema. No es tan fácil, pero tienes que enfrentarlo”, admitió Ferraresi.

Recomendaciones del editor