BMW habilitará una carga inalámbrica para sus autos

La carga inalámbrica se está convirtiendo gradualmente en una característica muy común en los teléfonos inteligentes. Entonces, ¿por qué no ha serlo también en los autos eléctricos?

BMW está dando un gran paso precisamente en esa dirección, ya que se ha embarcará en la producción de un avanzado sistema de carga inductiva en julio de 2018.

Las noticias sobre esta decisión de BMW son cortesía de la revista Car, en donde se ha afirmado que el sistema funcionará en muchos de los vehículos eléctricos híbridos enchufables del fabricante alemán, comenzando por el 530e iPerformance Serie 5.

Estará disponible para los clientes europeos antes de que finalice el verano y, según Autoblog, también llegará a los EE.UU., aunque como parte de un programa piloto limitado a los 530e de California. Con suerte, no pasará mucho tiempo antes de que esté disponible en otros mercados.

La tecnología de carga de BMW incluirá una base con una bobina primaria integrada que puede instalarse no solo en un garaje, sino también en el exterior. Una bobina secundaria se encontrará en la parte inferior del vehículo.

“Se genera un campo magnético alterno entre las dos bobinas, a través del cual se transmite electricidad sin cables ni contacto a una velocidad de carga de hasta 3.2 kW”, explica el fabricante de automóviles con sede en Munich. “Esta forma de suministro de energía a la batería de alto voltaje es muy conveniente para los clientes, e implica un tiempo total de carga de unas 3.5 horas”.

Entonces, ¿cómo funciona en un entorno real? Cuando el conductor se estaciona sobre la plataforma en un automóvil que cuenta con esta tecnología inalámbrica, unas líneas azules en la pantalla del automóvil lo guían a la posición precisa para permitir que la carga comience. Unos círculos verdes aparecen cuando el vehículo está perfectamente alineado.

La carga comienza automáticamente en el momento en que apaga el encendido. Sí: es así de simple.

Una aplicación de teléfono móvil mantiene al conductor informado del proceso de carga, y también lo alerta sobre cualquier problema que pueda haber durante el proceso, como si un gato u otro animal que echa a dormir una siesta sobre la plataforma. Para tu seguridad, BMW dice que la intensidad de campo del sistema de carga inductiva cae dentro de los límites regulatorios, mientras que la radiación electromagnética que produce es menor que la de una placa de cocina típica.

La introducción de esta tecnología por parte de BMW puede ser un poco tentativa, pero con una gran cantidad de fabricantes de automóviles trabajando en sistemas similares, podemos esperar a ver desarrollos más rápidos en poco tiempo, haciendo que cargar vehículos eléctricos sea un proceso tan conveniente que los propietarios opten por ella sin apenas pensárselo dos veces.