Amazon lanza en España Echo Auto, el Alexa de la conducción

Si nunca has probado pedirle al asistente de voz mientras conduces que inicie una llamada, algo sumamente cómodo y, a la vez, seguro, quizás ese momento ha llegado: Amazon ha lanzado en España el dispositivo Echo Auto, el primero del fabricante específicamente orientado al uso en los coches.

Como te puedes imaginar, este aparatito traslada todas las funcionalidades de Alexa a los conductores. Simplemente lo vinculas con la aplicación Amazon Alexa (disponible tanto para smartphones iOS como Android) y luego lo conectas a los altavoces del vehículo por Bluetooth o por cable (a una toma de audio de 3,5 mm), si este no dispone de la tecnología inalámbrica. Así de sencillo.

Una vez enlazado con el teléfono, lo puedes colocar en el salpicadero con un pequeño soporte (incluido en la caja), y pedirle, como a cualquier otro dispositivo Amazon Echo, que llame a alguien de los contactos o que reproduzca canciones o podcasts de Spotify, Amazon Music, Apple Music o Deezer. Por supuesto, también atenderá por voz tus peticiones para añadir alimentos a tu lista de la compra y programar alarmas y recordatorios, entre otras órdenes. En viajes largos con los pequeños de la casa, Alexa les mantendrá entretenidos con juegos, adivinanzas y otros contenidos de ocio.

¿Será capaz de ejecutar tus deseos con la música puesta y los gritos de los niños en el asiento trasero? Según Amazon sí, gracias a los ocho altavoces integrados en el Echo Auto, especialmente diseñados para este entorno. Y si quieres silenciarlo, simplemente das al botón que desactiva la escucha, de forma similar a otros altavoces de este fabricante.

Amazon Echo Auto se vende desde hoy en Amazon.es, claro, o si prefieres adquirirlo en una tienda física también está disponible en los establecimientos MediaMarkt. El precio: 59.99 euros. En la caja, además del soporte y los cables para conectarlo, también viene un adaptador para enchufarlo a la toma de corriente de 12 V del coche, por si tu coche no tiene puerto USB.

Recomendaciones del editor