¿Por qué Siri es mujer? Su primera voz en español lo aclara

No lo buscó. Tampoco le preguntaron. Y, por si fuera poco, se enteró viendo un programa televisivo. Transformarse en la primera voz en español de Siri, la popular asistente virtual de Apple, fue algo completamente inesperado para Iratxe Gómez Casado, una profesora vasca que el destino transformó en una locutora.

Su voz ha acompañado a millones de personas diariamente, no solo a través de los iPhone o en las computadoras Mac, sino que también desde sistemas de navegación de automóviles, plataformas telefónicas, entre otros múltiples trabajos que ha realizado durante su carrera.

Cuando se cumplen nueve años desde el lanzamiento de Siri, en Digital Trends conversamos con Iratxe Gómez Casado para repasar la historia de cómo llegó a convertirse en la primera voz en español de esta asistente virtual.

Cómo ser Siri sin proponérselo

Iratxe Gómez, la voz de Siri en español

Profesora de inglés de profesión, Iratxe Gómez lleva más de una década vinculada al mundo de la tecnología: fue reclutada por una empresa española que desarrollaba sistemas de conversión de voz a texto (TTS, por sus siglas en inglés), y que necesitaba a una persona capaz de hablar de forma neutra en español y en inglés.

Con su experiencia en fonética y fonología, detectó algunos errores en el incipiente sistema. Después de advertir de estas fallas, logró convencer a los informáticos de que, en lugar de lidiar con el conversor, la mejor forma de subsanarlas era grabar directamente las frases. Y en 2007 le asignaron la tarea de hacerlo.

El proceso tomó unas cinco horas durante tres semanas, en las que grabó 2,500 takes, que involucraban titulares de periódicos, frases de libros,  narraciones en general. La idea era obtener los diferentes sonidos del idioma español, que luego un algoritmo se encargaría de transformar en palabras y frases completas. “Cualquier cosa que se pueda escribir, se leería con mi voz”, cuenta Iratxe.

Y la forma de averiguar que su voz era la que daba vida a Siri fue impensada. Seis años después de las grabaciones originales, cuando se encontraba en China por asuntos académicos, se enteró viendo un programa un programa español por internet, en el que un mago ejecutaba un truco con un iPhone.

“La gran sorpresa para mí y para mi marido fue cuando ese mago pulsa el teléfono, habla con una tal Siri, que yo no conocía para nada, y esa tal Siri da la respuesta que cierra el truco hablando con mi voz.  Ahí fue cuando se me cayó la cara de tonta por el resto del día”, recuerda ahora entre risas.

“Lo que hice fue un conversor de texto a voz, que después usaron para crear Siri. Pero jamás he hecho algo concreto para Apple”, apunta.

Aunque en actualizaciones posteriores, Apple ha usado otras voces para dar vida a Siri, la de Iratexe es la más recordada. Y es que ella sigue anunciando la llegada de correos o mensajes de texto. “Para que todo siga sonando bien y aprovechando que la técnica está más depurada y eficaz, lo he ido actualizando para que no suene como aquella primera versión”, explica.

Anécdotas

A pesar de la sorpresa inicial, esto no es nuevo para Iratxe. Su voz está presente no solo en el popular asistente virtual de Apple, sino que también en una serie de plataformas telefónicas de organismos de gobierno, sistemas de navegación, traductores de voz, entre otros lugares.

Para su familia también se ha vuelto algo cotidiano, aunque no siempre fue así. Una de las primeras anécdotas la vivió con su hijo mayor: “Cuando él era más chico –hoy tiene 9 años-, creía que el coche de cada familia hablaba con la voz de la mamá. Creía que en el coche nuestro hablaba yo, pero en el de sus amiguitos, la madre de ellos”, cuenta Iratxe.

También cuenta cuando llegaron al pueblo de España donde viven actualmente, comenzó a ser identificada como la voz de Siri. “Había niños que venían tocar el timbre de la casa y decían: Siri, dinos algo”, relata.

Pero… por qué es mujer

Una persona sostiene un teléfono Apple con la asistente Siri
Shutterstock

Una de las dudas más recurrentes es por qué plataformas como Siri utilizan por defecto voces de mujeres. De hecho, es una de las preguntas que con mayor frecuencia se le formulan a la propia asistente de Apple.

Desde que existe un machismo encubierto hasta explicaciones que apuntan a la mayor inteligibilidad de las voces femeninas, teorías hay muchas y se trata de un debate que todavía no se zanja.

Y aunque hoy la tecnología permite una mayor ductilidad para intercambiar entre voces masculinas y femeninas, Iratxe Gómez afirma que la explicación tiene que ver con los primeros sistemas de conversión de texto a voz, que encontraron barreras técnicas en su desarrollo.

“Los primeros sistemas de navegación en Alemania estaban pensados para ser grabados con voz masculina. Existía la creencia de que a un caballero no le gustaría que una mujer les diera órdenes, ni que las mujeres, que supuestamente no saben leer un mapa, nos pusiéramos a decirles por dónde tenían que circular”, asegura.

Sin embargo, esos paradigmas se encontraron con barreras técnica y física: las voces de hombres tienden en general a tener tonos graves. “Ese sonido grave se confundía con un sonido de motor en funcionamiento. Una voz de mujer solucionaba el problema”, detalla.

A ello, agrega otro ingrediente: “La primera voz que escuchamos es la de madre, entonces, estamos más predispuestos a escuchar una voz femenina que una masculina”.

Dos preguntas y un consejo para Siri

Siri tampoco ha sido ajena al COVID-19. A comienzos de 2020, muchos usuarios ya le preguntaban sobre el fin del mundo. Pero Iratxe Gómez cree que hay dos preguntas clave -y respuestas- que los usuarios deberían formularle a la asistente de Apple:

  • Oye, Siri, ¿cuándo se va a acabar la pandemia?: Se acabará tan pronto tomemos conciencia de que los humanos son mortales. Porque acá –ya hablando como Iratxe- todo el mundo se ha sentido inmortal, con (Donald) Trump diciendo que es un catarro menor, afirma.
  • Oye, Siri, ¿puedes recordarme que coja una mascarilla limpia?: Te voy a conectar dos alarmas. Una para que, por favor, te cambies la mascarilla y otra para que, por favor, te laves las manos.

De todos modos, también cree que es necesario poner a Siri –y a la tecnología en general- en su lugar. “Esta pandemia nos ha demostrado que con tanto centrarnos en el tema tecnológico, estábamos olvidándonos del lado humano (…)  Teléfonos maravillosos, pero indefensos ante un virus chiquitito”.

Por lo mismo, no tiene problemas en confrontar a su alter ego virtual: “Igual, Siri, te callas un rato y dejamos que hablen los expertos”.

Recomendaciones del editor