Llamadas al 911 revelan detalles de los choques contra las paredes de vidrio en Apple Park

apple park campus
Jeremy Kaplan/Digital Trends
Jeremy Kaplan/Digital Trends

No cabe duda de que Apple Park presenta un diseño deslumbrante, y su construcción transmite el tipo de atención al detalle y estilo futurista que la empresa empleó durante mucho tiempo al crear sus populares productos tecnológicos. No por nada, se bautizó a la sede con el sobrenombre de “nave espacial”.

Por eso, fue con gran sorpresa que recientemente descubrimos cómo algunos trabajadores en el nuevo sitio han estado chocando en las paredes de cristal  que van desde el piso al techo del edificio. Y aunque para algunos fue motivo de risa, en otros casos se sufrieron lesiones bastante desagradables, suficientes para llamar al servicio de emergencias.

Siendo que Apple se ha negado a comentar públicamente sobre estos informes, varias fuentes decidieron buscar algo de transparencia sobre el tema. Tal es el caso del periódico San Francisco Chronicle.

Profundizando un poco más en la historia, el medio acaba de publicar un informe que afirma que un funcionario de construcción de la ciudad de Cupertino, Albert Salvador, visitó el campus de $5 billones de dólares ($5,000 millones) poco antes de su inauguración, y advirtió que en algunos lugares era difícil distinguir entre las paredes de vidrio y las puertas de vidrio. Parece que tenía razón.

A través de una solicitud de registros públicos, el periódico pudo además obtener la grabación y transcripción de varias llamadas al 911 realizadas en respuesta a algunos de los incidentes, y durante el fin de semana publicó largos extractos de las mismas. La información obtenida revela que algunos de estos golpes accidentales están causando a los empleados más que solo las risas de sus colegas. Al menos uno de ellos sugiere que podrían necesitarse suturas, y otro confirma un corte con sangrado “grave”. A continuación te presentamos un resumen.

Primera llamada

El personal de seguridad de Apple hizo la primera llamada mencionada en el reporte, y el incidente del 2 de enero involucró a un hombre de unos 20 años que chocó contra un cristal de la pared. La persona que llama le dice al operador que el hombre lesionado tiene un pequeño corte en la cabeza que está sangrando, y que está “ligeramente desorientado”.

Después de que el agente telefónico confirma que el hombre está consciente y respirando, se le pregunta a la persona que llama si hay “sangrado grave”, a lo que la persona que llama responde: “Sí, en la cabeza”. El despachador luego ofrece algunos consejos sobre el tratamiento inicial, y envía a los paramédicos a Apple Park.

Segunda llamada

La segunda llamada también se realizó el 2 de enero, e involucró a un hombre de mediana edad que sufrió un corte por encima de la ceja después de “chocarse en una ventana de vidrio, y golpearse la cabeza”. En la grabación se puede escuchar a alguien en Apple Park hablando en el fondo, diciendo que la herida “parece que va a requerir puntadas”. El operador vuelve a enviar ayuda.

Tercera llamada

El tercer incidente tuvo lugar el 4 de enero, e involucró a una persona que, aparentemente, se sintió un poco avergonzada por lo que acababa de pasarle.

“Uhm… me choqué de cara contra una puerta de vidrio en el primer piso de Apple Park cuando estaba tratando de salir, lo cual fue muy tonto”, explica el hombre al despachador del servicio de emergencia. Si bien no informa ningún sangrado o conmoción cerebral, de todas maneras se decidió enviar un paramédico para que lo revise y se compruebe que no se presentaron complicaciones internas.

¿Soluciones?

Todavía no está claro cómo Apple está lidiando con el problema, si es que lo está haciendo. Por esto, algunos trabajadores han comenzado a ofrecer soluciones rudimentarias, como colocar notas adhesivas en los paneles, para mostrar mejor el cristal para los 13,000 de la compañía. Sin embargo, fuentes internas aseguran que esta no es una medida popular entre muchos empleados, porque -obviamente- no se ve elegante, y va en contra del estilo profesional y futurista de la sede.

De todas formas, con los incidentes que ya se presentaron y con toda la publicidad que la historia ha recibido recientemente, estamos asumiendo que el personal seguramente se desplaza mucho más cuidadosamente en Apple Park, y esperamos no escuchar de mas incidentes… a no ser que algún empleado se distraiga mientras caminan usando su iPhone X.

Recomendaciones del editor