¿Qué tienen que ver Donkey Kong y Mario con una tina de baño japonesa?

Aunque no seas fanático de los videojuegos, es imposible no saber quién es Mario, el ágil hombrecito del bigote negro que inspiró una gran serie de juegos, y se convirtió en uno de los personajes más representativos de Nintendo.

Pero su origen está íntimamente ligado a una bañera y a un gorila. Pero no a cualquier simio, sino nada menos que a Donkey Kong. Y lo de la tina de baño… te lo explicamos más adelante.

Relacionado: Según Twitter, estos son los videojuegos más importantes del 2016

En una reciente entrevista publicada en japonés por Nintendo, su creador, Shigeru Miyamoto, confesó algunos interesantes secretos del origen y desarrollo de estos personajes. Donkey Kong fue el primer juego de Miyamoto como director, y se convirtió en uno de los videogames más conocidos y jugados de todos los tiempos.

La versión para consolas personales también está a punto de tener un re-lanzamiento el 11 de noviembre, junto con otros 29 clásicos de Nintendo Entertainment System, a través del la máquina plug-and-play NES Classic.

Fue este juego el que marcó la creación de Mario. Haciendo un recorrido por el camino de los recuerdos, Miyamoto se remontó 35 años atrás, confesando que la idea original de Donkey Kong se le ocurrió una noche,  en una bañera improvisada que fue instalada dentro de las instalaciones de la compañía.

Para ese entonces Nintendo todavía no estaba en el mercado de los videojuegos, sino que había creado un juego japonés tradicional de cartas, llamado “hanafuda”. Y fue en ese tiempo que Miyamoto empezó a desarrollar su idea.

“En la compañía había un recipiente grande de agua, que durante el día era utilizado para crear las “hanafuda”. Pero en las noches aprovechábamos el agua de esa tina industrial para tener una bañera comunal para empleados, y uno podía quedarse ahí mucho tiempo en la soledad. Eso tuvo un efecto muy importante en mí para ordenar mis ideas y dar paso a la creatividad.” -dijo Miyamoto.

Una vez que tuvo el concepto claro, (el de un gorila que tenía a una princesa cautiva, y a un hombrecito con un martillo que quería rescatarla) Miyamoto mandó un mensaje a todos sus amigos y familiares para que no se preocuparan por él, y “desapareció” por unos meses para perfeccionar el producto. Lo que ellos no sabían, es que se fue a vivir a una de las propiedades de Nintendo.

“Durante ese período de tiempo viví en una casa de la compañía que quedaba al cruzar el río desde la oficina. No era extraño para un hombre japonés soltero vivir en dormitorios de propiedad de su empleador, pero en mi caso también me desaparecí de mis amigos y familiares para trabajar en el proyecto. Todos los días iba y venía de la oficina a mi casa y eso era todo lo que hacía. Bueno, ¡menos mal que también teníamos la bañera!” -recordó.

El resto de la entrevista, que fue traducida y publicada por Wired, cuenta aún muchos más detalles que hablan de la creatividad de este interesante personaje. Si decides leerla en su totalidad, podrías hacerlo mientras disfrutas de un baño… y, quien sabe, tal vez se te ocurra alguna otra idea millonaria.