Apple patenta un lector de huellas digitales en la pantalla

En momentos en que los piratas informáticos parecen estar en su salsa con el robo de contraseñas y donde millones de usuarios ven sus datos personales comprometidos, las compañías tecnológicas aumentan los esfuerzos de alcanzar una mayor protección a través de la seguridad biométrica.

Apple fue la primera empresa en introducir este revolucionario tipo de seguridad en sus teléfonos y adaptando el Touch ID, una tecnología que permite desbloquear el dispositivo con solo con escanear la huella digital de su dueño sobre el icónico botón físico llamado Inicio (Home).

Relacionado: Piratas informáticos clonan huellas dactilares usando fotografías

Aparentemente, la futura versión del Touch ID ya está aquí y a juzgar por lo publicado por Patently Apple que da cuenta que a la empresa de Cupertino, le fue otorgada ayer la patente US20150036065 presentada el 5 de febrero del 2015, y por la cual el sistema de reconocimiento de huellas digitales se extendería a toda la pantalla del iPhone.

La patente describe un sistema capacitivo que penetra en las capas más profundas de la piel de uno o más dedos colocados en una superficie superior de la lámina de cubierta o vidrio. El sistema es más  difícil de engañar y más seguro que el óptico tradicional que  puede ser burlado mediante huellas falsas de goma levantadas de un vaso u otro objeto.

Otro aspecto de esta invención es que puede crear un dispositivo biométrico de identificación personal (BPID) extremadamente seguro y que permitiría al usuario almacenar una variedad de información personal que podría transmitirse a otros aparatos en forma inalámbrica como sería el caso de una terminal para pagos o cualquier otro tipo de transacciones financieras.

apple2

Apple por el momento no ha anunciado de que tenga planes inmediatos para incluir este tipo de sensores en sus próximos dispositivos iOS, pero es de especular que la nueva tecnología no solo podría garantizar una mayor seguridad en las transacciones, sino que además podría derivar en la eliminación completa del botón de Inicio.