IA trae la agricultura al siglo 21

La agricultura está a punto de vivir una transformación por parte de la introducción de la inteligencia artificial en sus cultivos.

La compañía Prospera busca hacer de una de las prácticas más antiguas de los seres humanos, parte de la revolución tecnología que vivimos en la actualidad.

Relacionado: Harvest Automation desarrolla robots para la agricultura

Al aplicar tecnologías de aprendizaje profundo, visión computarizada y ciencias de la información, la firma con sede en Tel Aviv espera transformar los cultivos para “dejar de lado la intuición y optimizar la práctica basándonos en datos”.

Prospera utiliza cámaras de campo y sensores climáticos para crear lo que la compañía llama denomina como “una agronomía y administración precisos, remotos y seguros” para los campesinos alrededor del mundo.

Los campesinos podrán acceder a datos de sus cultivos, eliminando la necesidad de revisar sus cultivos durante días.

En lugar de eso, Prospera promete a los granjeros analizar los diferentes tipos de cultivos de forma minuciosa. Podrán saber cómo enfrentar mejor problemas como las pestes y enfermedades de las plantas así como monitorear la irrigación, las deficiencias nutricionales y otro tipo de problemas potenciales.

“La agricultura es una buena candidata para aplicar inteligencia artificial de forma pragmática. Prospera está buscando liderar el camino para hacer la agricultura más inteligente y eficiente” afirma Daniel Koppel, CEO y cofundador de Prospera.

“Los descubrimientos recientes en redes neuronales combinadas con la disponibilidad industrial de la computación en la nube, permitieron que fuera posible desarrollar soluciones analíticas que predicen y mejoran el rendimiento de forma revolucionaria”, añade.

De esa forma, Prospera puede ofrecer una forma más  sostenible y eficiente para que los granjeros logren su objetivo: alimentar al mundo. Esta empresa tiene como clientes varios viveros en Europa, Norteamérica e Israel.

También está siendo utilizada por algunos cultivadores que le venden comida a Walmart, Tesco, Sainsburys y Aldi.

Relacionado: ¿Está Rusia a punto de revolucionar la inteligencia artificial?

Adam Fischer de la empresa Bessemer Venture Partners, firma inversionista de Prospera indica que “el nivel de detalle con el cual pueden analizarse los cultivos lograrán revolucionar la forma en que crecemos comida”.