Los oficiales de la NFL en problemas: sus tabletas Microsoft no funcionan

La tableta Microsoft Surface, parte de un acuerdo de $400 millones de dólares con la NFL, no tuvo un buen día ayer en el partido final de la conferencia AFC de fútbol americano donde los Broncos de Manning se enfrentaron a los Patriots de Brady. Durante la cobertura televisiva, se pudo ver a los oficiales de la NFL mirando confundidos a las tabletas, que no estaban funcionando. El problema se originó en la primera mitad del partido, cuando un mal funcionamiento en la red dejó sin conexión a las Surface.

Fue un tropiezo en una campaña publicitaria de alto perfil de Microsoft, que lamentablemente fue transmitido a millones de personas que miraban el partido más importante del año de la NFL hasta el momento.

Relacionado: YouTube ya muestra los anuncios del Súper Bowl 50

Microsoft negó cualquier tipo de responsabilidad por la falla, aclarando en un comunicado de prensa que “el infortunio no estuvo relacionado con las tabletas pero con un problema en la red”. Lamentablemente e independientemente de quienes fueron los verdaderos responsables de la desventura, que los oficiales de la NFL estuvieran 20 minutos solucionando el problema con las tabletas no es exactamente la clase de publicidad que Microsoft estaba buscando cuando selló el acuerdo con la NFL.

Este último incidente concluye un decepcionante año para la Surface en la NFL, con algunos comentaristas deportivos refiriéndose a la tableta de Microsoft como iPad al principio de la temporada, y con el guardia ofensivo de los New York Giants Geoff Schwartz diciendo en twitter que las tabletas Surface siempre tienen problemas. Incluso, en diciembre, los Dallas Cowboys no pudieron usar las tabletas en un partido contra los Washington Redskins, también, por problemas en los dispositivos de Microsoft.

MS_NFL_02

Al menos Microsoft pudo mostrar indirectamente la resistencia de la Surface, gracias a los mariscales de campo Aaron Rodgers, Johnny Manziel, y Jay Cutler, quienes, digamos, no trataron a las pequeñas computadoras con mucha delicadeza.

El percance de ayer ocurre en un mal momento. Microsoft acaba de lanzar al mercado las versiones premium de la Surface Book y de la Surface Pro 4, ambas con procesadores más rápidos, más memoria, y más capacidad de almacenamiento.