Un casco flexible de fútbol americano que terminaría con las contusiones

A pesar de que el fútbol americano continúa gozando de una inmensa popularidad en todo el mundo (según reportes, el número de fans sería mayor a 400 millones), el deporte sigue bajo constante escrutinio por cómo trata las conmociones cerebrales.

Debido a las persistentes críticas, la NFL finalmente reconoció el impacto negativo que las contusiones tienen en su negocio multimillonario y optó por empezar a otorgar fondos de investigación para encontrar una solución al problema. Una de las compañías que recibió el dinero de la NFL es Vicis, una firma de Seattle que acaba de lanzar un nuevo casco innovador que ataca uno de los principales problemas del deporte de América.

Relacionado: Google y Apple transmitirán los partidos de la NFL en Londres

Llamado el Zero1, la solución de Vicis para evitar contusiones es un casco flexible de múltiples láminas que es particularmente apto para disminuir fuerzas de impacto lineales y rotacionales. Específicamente, el casco fue construido para usar cuatro diferentes láminas que trabajan en perfecta armonía entre sí. La lámina o capa superior absorbe el impacto deformándose. Funciona como el paragolpes de un auto. Aunque la tecnología existe hace tiempo en la industria automotriz, Vicis es la primera compañía que trae la “deformación” a un casco de fútbol americano.

La segunda capa es donde Vicis combina exitosamente ingeniería, medicina y deporte. Utilizando una formación como de pequeñas columnas, esta capa se tuerce y se dobla en todas las direcciones para mitigar las fuerzas rotacionales y lineales. Debajo, se encuentra la tercera capa, que es el interior del casco diseñado para calzar perfectamente en el ratio de aspecto del jugador (es decir, la relación entre el ancho y largo de la cabeza). La última y cuarta capa funciona al unísono con la tercera capa para ajustarse a la topografía de la cabeza del jugador y distribuir la presión de manera uniforme en caso de impacto.

Aparte de las diferentes capas del Zero 1 que son la base del proyecto, el Sistema Axis Fit de Vicis es una de las contribuciones más importantes. Después de pasar mucho tiempo entendiendo las diferentes formas y tamaños de los deportistas, la compañía desarrolló un enfoque innovador para determinar el tamaño de los cascos. Dejando de lado la convención tradicional que solo precisa la circunferencia de la cabeza, Vicis usa la longitud y el ancho de la cabeza del jugador para mejorar el calce del casco. Un mejor calce asegura una mejor protección.

“No tenemos el típico casco con el exterior rígido y el interior acolchado” dice el CEO y fundador de Vicis Dave Marver en un video en el sitio de la compañía. “Podemos reducir aceleración, podemos hacer una diferencia”.

Mira el video aquí abajo con Doug Baldwin (jugador de los Seattle Seahawks) y antiguos jugadores de fútbol americano profesional (Tony Dorsett y Roger Staubach)