¡SÍ, SÍ, SÍ! ¡Llegan las baterías con carga de 7 días!

A pesar de los increíbles avances que hemos visto en la tecnología de teléfonos inteligentes en los últimos años, la duración de las baterías continúa siendo un problema. Algunos de nosotros lo solucionamos o llevando un cargador a todos lados, o teniendo un cargador extra en la oficina, o simplemente comprando una batería de baterías.

Estas opciones son parches a un problema potenciado por los cada vez más rápidos microprocesadores; no son soluciones definitivas. Muchas empresas conociendo el enorme rédito económico que significaría encontrar una verdadera solución al problema están trabajado en ello.

Relacionado: Hidrógeno, el mejor amigo de los drones

Pero la compañía británica Intelligent Energy parece haber llegado primero. Los británicos aseguran haber avanzado un largo trecho en el desarrollo de baterías de larga duración. Aparentemente ya han creado una tecnología de pequeñas celdas de combustible que aportaría suficiente cantidad de energía para mantener vivo a tu teléfono por siete días. Y estaría funcionando en los smartphones dentro de los próximos dos años.

Una compañía fabricante de smartphones —que se mantiene en el anonimato— está tan convencida de la tecnología de Intelligent Energy qué está financiando su desarrollo con $7.6 millones de dólares, informó Bloomberg el lunes pasado.

Comentando sobre el proyecto, Julian Hughes de Intelligent Energy dijo, “Creemos que instalando tecnología de celdas de combustible en dispositivos móviles será la solución al actual dilema de la duración de las baterías; con los usuarios exigiendo más y más de sus teléfonos, la innovación en baterías se ha quedado rezagada.”

Hughes dice que su empresa ofrece “una solución que es ecológica y eficiente y que hará a sus usuarios verdaderamente móviles, libres de las restricciones que imponen las baterías actuales”.

La tecnología “limpia” de celdas de combustible crea energía combinando hidrógeno y oxígeno. Curiosamente, varios artículos de los últimos dos años sugerían que Intelligent Energy estaba trabajando junto a Apple en un proyecto similar, aunque ninguna de las empresas confirmaron (o negaron) la alianza.

La compañía británica también es conocida por haber desarrollado un prototipo de celda de combustible basado en un iPhone. Hablando con el periódico The Telegraph el año pasado, el CEO de Intelligent Energy dijo que sus ingenieros “hicieron las celdas de combustible tan delgadas que pueden instalarse en cualquiera de los smartphones actuales”.

El único cambio requerido para usar esta tecnología en los teléfonos es el agregado de respiraderos en la parte de atrás del teléfono. Estos funcionan como vías de escape para el vapor de agua y el calor generados en el proceso de creación de energía.

Juntando todas las notas y artículos sobre Intelligent Energy parece evidente que la compañía tech resolvió el problema de la década; supuestamente ahora estaría trabajando en los últimos detalles para empezar a comercializarla.

“Con los usuarios exigiendo cada vez más energía y el surgimiento de la “Internet de las Cosas” que crea un mundo más conectado que nunca, ahora es el momento de atacar la mayor limitación que tenemos para asegurar una verdadera conectividad: la duración de las baterías”, remató Hughes.