El Mitsubishi GT-PHEV está listo para debutar en París

Mitsubishi presentará en el próximo Salón del Automóvil de París el concepto de SUV que ya anticipó brevemente el pasado mes de junio.

Al igual que muchos de los conceptos recientes de la firma japonesa, el Mitsubishi GT-PHEV es un SUV enchufable. Mitsubishi ha dicho muchas veces en los últimos años que los autos electrificados son el futu­ro, pero no ha respaldado sus palabras con demasiados hechos concretos. Por ello, el GT-PHEV podría ser la anticipación de un futuro modelo de producción, aunque también podría ser sólo otro concept-car de la fantasía.

Relacionado: Más modelos de Mitsubishi habrían falseado sus índices de economía de combustibles

El “GT” de GT-PHEV significa “Ground Tourer”, una designación similar a “gran turismo” que tradicionalmente se aplica a los vehículos rápidos y deportivos de lujo. Mitsubishi dice que este concepto anuncia un SUV grande y bastante exclusivo, el cual podría ser el reemplazo de un clásico de culto como el Mitsubishi Montero, el cual debutó en EE.UU. hace ya más de una década.

El diseño incluye la misma rejilla que se ve en el Outlander actual, flanqueado por lo que parecen ser muy grandes luces de conducción en forma de vainas, y faros tenues en la parte superior de la fascia delantera. Es una disposición —hay que decirlo—que nos recuerda a la del Jeep Cherokee. El interior cuenta con una consola central alta que divide las áreas del conductor y los pasajero, creando una sensación de cabina exclusiva.

El sistema de propulsión incluye tres motores eléctricos, sumado a algún tipo de motor de combustión interna. Un motor ayuda al movimiento de las ruedas delanteras, mientras que los otros dos se encargan de las ruedas traseras, dando al GT-PHEV una tracción total. Mitsubishi aún no ha revelado ninguna cifra de potencia, aunque sí ha dicho que el GT-PHEV es capaz de desplazarse con energía eléctrica solo por un máximo de 120 kilómetros (74 millas).

El GT-PHEV puede que cause cierto revuelo en París, aún cuando este llamativo concepto no coincide mucho con el actual momento que vive Mitsubishi. Mientras que el híbrido Outlander Plug-in se vende ya en Europa y Asia, en los EE.UU. su lanzamiento se ha visto retrasado varias veces. Además, no hace mucho que el fabricante de automóviles admitió haber manipulado las pruebas de economía de combustible en Japón. Sin embargo, en mayo, Nissan le lanzó un salvavidas con la compra de una participación mayoritaria en sus negocios.