El Bentley Bentayga Diesel debutará en Europa a principios del 2017

Estás viendo el que probablemente sea el nuevo vehículo con más pocas probabilidades de estrenarse este año. Por no hablar de las probabilidades de verlo en las carreteras norteamericanas.

El Bentley Bentayga Diesel es sorprendente no sólo porque un SUV diesel está casi tan lejos de un Bentley tradicional como uno mismo puede estar de conseguirlo, sino porque Volkswagen se encuentra todavía en el ojo del huracán por el escándalo de las emisiones de escape diesel. No obstante, el Bentayga Diesel es algo que está sucediendo. Saldrá a la venta el próximo año, pero probablemente no estará disponible en los EE.UU.

Relacionado: Bentley Mulsanne Speed 2017: un avión privado sobre cuatro ruedas

En el corazón del Bentayga Diesel latirá un nuevo V8 de 4.0 litros que utiliza dos turbocompresores y un dispositivo de sobrealimentación eléctrica. Al igual que sucede con cualquier otro motor turbo, los turbocompresores giran por los gases de escape, mientras que el supercargador es alimentado por el sistema eléctrico de 48 voltios del Bentayga. La energía eléctrica permite que el supercargador gire rápidamente, lo cual aumenta la capacidad de respuesta del motor a velocidades más bajas. Los turbocompresores, en cambio, entran en juego a velocidades más altas.

Resultado de esta estrategia de triple carga son 429 caballos de fuerza y 664 libras-pie de torque, enviados a las cuatro ruedas mediante una transmisión automática de ocho velocidades. El Bentayga Diesel pasa de 0 a 60 mph en 4.6 segundos, alcanzando una velocidad máxima de 168 mph, de acuerdo con Bentley. Son datos bastante destacables para un SUV diésel que pesa más de 5,000 libras. Se espera que sus cifras de economía de combustible sean igual de impresionantes.

Este modelo diesel incluye todas las características de alta tecnología y todo el lujo que un Bentayga a gasolina. Eso significa que traerá una suspensión neumática adaptativa y la Bentley Dynamic Ride, la cual utiliza motores eléctricos que actúan sobre las barras estabilizadoras del SUV, contrarrestando el balanceo. Los conductores también gozarán de ocho modos de conducción fuera de la carretera, mientras que los pasajeros disfrutarán de uno de los interiores más exclusivos de la industria automotriz, incluyendo un par de tabletas de Android de 10.2 pulgadas montadas en los respaldos de los asientos delanteros.

A pesar de que sería el momento indicado para presentarse, el Bentayga Diesel no estará en el próximo Salón de París 2016. Se pondrá a la venta en Europa a principios del año próximo, seguido por Rusia, África del Sur, Australia, Nueva Zelanda y Taiwán, ya a finales de año. En Bentley-Volkswagen aún no consideran la posibilidad de poner a la venta estos motores diesel en los EE.UU., por lo que, de llegar a América, no lo haría muy pronto.