The Last of Us Part II será más inclusivo que cualquiera

Más funciones de accesibilidad que cualquier otro juego promete The Last of Us Part II, cuyo lanzamiento fue fijado para el 19 de junio por Naughty Dog.

El desarrollador aseguró que el título incluirá más de 60 características de accesibilidad “centradas en la motricidad fina y la audición”.

Otras características “completamente nuevas beneficiarán a los jugadores no videntes o con capacidades limitadas de visión”, informó la empresa a través de una publicación de blog.

Según Matthew Gallant, el diseñador en jefe de sistemas del desarrollador de videojuegos, “desde el principio, nuestro objetivo ha sido garantizar que muchos fanáticos tengan la oportunidad de experimentar el juego a través de la función de accesibilidad más sólida establecida a la fecha”.

The Last of Us Part II vendrá con tres preajustes de visión, audición y accesibilidad motora. Por ejemplo, los de visión cambiarán texto por voz y agudizarán el contraste de las letras. También proporcionará señales de audio de combate y ajustará su configuración.

Los preajustes de audición activarán los indicadores de conciencia y las señales de vibración, entre otras configuraciones. La configuración de accesibilidad motora hará que el intercambio de armas y la recolección de elementos sean automáticos.

De acuerdo con Naughty Dog, será también el primer juego con controles totalmente personalizables. Cualquier función podrá reasignarse a otro botón y los usuarios podrán decidir la mano que deseen para controlar a los personajes.

Un estudio de la Accessibility Foundation citada por Digital Trends expuso que el 92 por ciento de las personas con discapacidades están interesadas en los videojuegos. Quienes los disfrutan, confesaron que juegan un promedio de 10 horas a la semana.

“Si se hacen más accesibles más juegos, más jugadores con discapacidades podrán jugar más y con menos dificultades. Al crear títulos más accesibles, los editores y desarrolladores también llegan a un público más amplio, ya que la comunidad de personas con discapacidad comprende un porcentaje relativamente alto de jugadores”, complementó el organismo con sede en Países Bajos.

Recomendaciones del editor