En defensa del récord mundial de Donkey Kong

El más reciente pleito legal que ha acaparado la atención de todos en el mundo de la tecnología no tiene que ver con datos filtrados ni con prácticas monopólicas. Esta vez, la batalla que se libra es por el honor, la verdad y el récord mundial de Donkey Kong.

Billy Mitchell, célebre cazador de marcas en los videojuegos clásicos, demandó a Twin Galaxies, una organización dedicada a llevar el registro mundial, luego de que esta tomara la decisión de despojarlo de sus logros y expulsarlo de sus listas.

Una máquina de Donkey Kong
Wikipedia

Anunciada en abril de 2018, la medida de Twin Galaxies se llevó a cabo después de que una investigación revelara que Mitchell no había obtenido su puntuación de Donkey Kong en una máquina de salón original, sino con un software simulador. Tras el anuncio, Guinness World Records anunció que dejaría de considerarlo poseedor de la plusmarca.

El 6 de julio de 2020 se llevará a cabo una audiencia ante el tribunal para discutir la reclamación de Mitchell, quien ha declarado que Twin Galaxies lo está difamando y haciendo ver como un tramposo. De acuerdo con Mitchell, la organización se negó a escuchar los testimonios de 25 testigos que lo vieron obtener su puntuación frente a cientos de personas en plataformas de salón certificadas. Twin Galaxies, por otro lado, dice que se ofreció a Mitchell la oportunidad de colaborar en la investigación, pero él no quiso.

Twin Galaxies asegura que su investigación dice la verdad. Jason Hall, quien encabeza la organización, afirmó en una declaración que la organización “cree que esta es la puntuación de un videojuego documentada más profesionalmente e investigada más exhaustivamente de todos los tiempos”.

Recomendaciones del editor