Los problemas de la PlayStation 4 más comunes y sus soluciones

¡Resucítala! Descubre cómo solucionar algunos problemas o errores de tu PS4

problemas de la PlayStation 4

¿Tienes una consola PlayStation 4? Entonces, sin lugar a duda, eres una persona muy afortunada. Esta consola de juegos es rápida, multifuncional y de muy buena calidad. Sin embargo, no es perfecta. Como casi todos los dispositivos electrónicos, se han apreciado ciertos problemas de la PlayStation 4. Pero afortunadamente, Sony, ha tratado de solucionarlos a través de varias actualizaciones de firmware.

En esta guía, te mostramos cuáles han sido los problemas más comunes con la familia de sistemas PS4 y qué posibles soluciones existen para que puedas volver a jugar lo antes posible.

Ponte en contacto con Sony

En esta sección está toda la información que necesitarás para ponerte en contacto con Sony si tu problema no se refleja en nuestra guía.

Teléfono: 1-800-345-7669 (disponible de lunes a domingo, de 6 a.m. a 10 p.m. PT)

Soporte de chat en vivo

Twitter: @AskPlayStation

También puedes buscar en la biblioteca de mensajes de error de Sony y seguir las sugerencias que te dan para solucionar el problema.

Mal funcionamiento: Luz azul intermitente

Después de tres años, la “Línea Azul de la Muerte” sigue siendo el problema más agobiante de la PS4. Sin embargo, a diferencia del “Anillo rojo de la muerte” de la Xbox 360, la línea azul pulsante no significa que tu consola haya muerto, sino que es un indicador para informarte que se encuentra en un problema grave.

Regularmente, al encender la PS4, la luz LED que adorna el costado de la consola debe parpadear rápidamente en azul antes de ponerse blanca. Sin embargo, en las consolas que sufren de la “Línea Azul de la Muerte”, la luz azul parpadea continuamente, indicando que hay un problema para transmitir el video y luego se apaga inexplicablemente.

En este problema se ha hecho tan común en algunas PS4, sobre todo las que fueron fabricadas entre finales de 2013 y principios de 2014, que Sony decidió publicar una guía con posibles soluciones a este problema. Esperemos estas opciones puedan ayudarte.

Soluciones potenciales:

  • Actualiza el firmware de tu TV: algunos usuarios han notado que la actualización del firmware de televisión ha resuelto la falta de señal de audio y video. Si tienes un televisor nuevo con conectividad a Internet, consulta el manual de instrucciones del televisor y actualiza tu firmware. Recuerda que al hacerlo puedes alterar la configuración de HDMI y arreglar la compatibilidad del dispositivo.
  • Comprueba los puertos HDMI: revisa tanto el puerto HDMI de tu televisor y tu PS4 para ver si hay anormalidades o daños graves, junto con el cable HDMI. Si es posible, intenta probar con cables HDMI alternativos.
  • Verifica a fuente de alimentación: toca el botón de encendido en la parte frontal de la PS4 durante al menos siete segundos, o hasta que el sistema emita un pitido dos veces y se apague. Luego, desconecta el cable de alimentación de CA de la toma eléctrica y verifica que el conector AC IN y el cable de alimentación no presenten ningún daño ni anomalías visibles.
  • Verifica el disco duro: Asegúrate de que tu PS4 esté apagada, luego desconecta el cable de alimentación de CA y cualquier otro cable conectado antes de mover el HDD hacia afuera. Una vez retirado, inspecciona el disco duro en busca de posibles daños y asegúrate que esté correctamente asentado en el compartimiento de la unidad de disco duro.
  • Reinicio del controlador: verifica que todo esté conectado correctamente. Mantén presionado el botón PS en tu controlador hasta que la luz del sistema se vuelva naranja. Luego, presiona y mantén presionado el botón PS nuevamente hasta que la luz se ponga blanca. Hemos probado este método y puede hacer que tu PS4 arranque correctamente.

Mal funcionamiento: Luz roja intermitente

Aunque la aparición de la “Línea Roja de la Muerte” no es tan grave como la luz azul parpadeante antes mencionada, hay que prestarle atención.

Si tienes una consola que sufre de la “Línea roja de la muerte”, verás que la luz indicadora LED que adorna el costado de la consola parpadeará en rojo repetidamente, para luego apagarse después de que el sistema emita tres pitidos distintos.

Según la guía del usuario de PS4 realizado por Sony, este problema se debe al sobrecalentamiento del equipo, causado posiblemente por el mal funcionamiento del ventilador. Sin embargo, algunos usuarios informaron el problema, minutos después de encender la consola por primera vez.

Soluciones potenciales:

Si el problema persiste y no se soluciona con ninguna de las siguientes soluciones posibles, comunícate con el servicio de atención al cliente de PlayStation o lleva tu consola directamente a una tienda minorista oficial de Sony para solicitar una reparación o reemplazo.

  • Déjalo descansar: toca el botón de encendido en la parte delantera de tu PS4 durante al menos siete segundos, o hasta que el sistema emita un pitido y se apague. Luego, desconecta la fuente de alimentación y deja que la consola descanse durante un período prolongado, o hasta que se enfríe lo suficiente, antes de volver a encenderla.
  • Dale un amplio espacio: coloca tu PS4 en un área bien ventilada para que tenga suficiente espacio para respirar. Además, algunos usuarios han informado que colocar la consola verticalmente ayuda a disminuir el sobrecalentamiento (aunque no debería tomarse en cuenta esta recomendación, si la posición bloquea el acceso de la ventilación lateral).

Problema: Puerto HDMI y cable HDMI defectuosos

En el pasado, algunos usuarios informaron ciertos problemas con el puerto HDMI en sus unidades PS4, el cual, la mayoría de las veces era causado por la obstrucción de una pieza de metal doblada desconocida, dentro del puerto HDMI integrado en la consola.

Aunque este problema se resolvió en las nuevas consolas, si compras una unidad de segunda mano o si aún tienes problemas con el puerto HDMI, aquí te mostramos posibles soluciones.

Soluciones potenciales:

Si ninguna de las posibles soluciones que mostramos te resuelve el problema, intenta ponerte en contacto con Sony. Aunque no está confirmado, es probable que Sony te envíe un cable de reemplazo gratuito en cuestión de días, una vez que el problema haya sido confirmado.

  • Comprueba los puertos HDMI: verifica el puerto HDMI de tu televisor y a tu PS4 para ver si hay anormalidades o daños graves, junto con tu cable HDMI. Asimismo, intenta probar con otros cables HDMI.
  • Dobla hacia atrás el metal: si puedes ver claramente una pieza de metal doblada hacia arriba dentro del puerto HDMI de la consola, dobla la pieza dañada hacia abajo con un alfiler o una herramienta pequeña. Además, asegúrate de que el puerto no haya eliminado ningún diente ni causado ningún daño adicional al cable HDMI. Si este es el problema, puede ponerse en contacto con Sony y solicitar un reemplazo, incluso si la consola comienza a funcionar.
  • Usa un cable HDMI diferente: si tienes la mala suerte de recibir un cable HDMI defectuoso de Sony, simplemente usa otro cable disponible.

Problema: controles analógicos DualShock 4 dañados

Aunque nos gustan muchas cosas sobre el controlador DualShock 4, el relleno de goma suave que tiene puede romperse fácilmente cuando se practica un juego que requiere movimientos rápidos, como Bloodborne. Pero, tranquilo, que el hecho que se te dañe esta goma no significa que tengas que deshacerse del controlador.

Solución:

Las cubiertas de los controles analógicos, como GelTabz, disponible en tiendas como GameStop y Amazon, se pueden comprar, para tener una experiencia de juego aún más cómoda y proteger el aparato. A pesar de su diseño plano, tienen una textura ligera, por lo que sus dedos no se deslizan y lo mejor de todo es que hay cuatro incluidos en cada paquete.

Inconveniente: quedarse sin espacio de almacenamiento

Los sistemas más nuevos de PlayStation 4, incluidos el modelo “delgado” y el más potente PlayStation 4 Pro, han aumentado el almacenamiento interno hasta 1TB. Es un montón de espacio para varios juegos AAA, pudiendo guardar algunos de tus “nuevos favoritos” sin tener que borrar nada. Sin embargo, quienes tienen una unidad interna de 500 GB se van a estar quedando sin espacio con frecuencia, sobre todo porque las actualizaciones de juegos los hacen más grandes de lo que eran en su lanzamiento.

Soluciones:

  • Conecta un disco duro externo USB a tu consola. La PS4 funciona con cualquier disco duro compatible con USB 3.0. Simplemente, conéctalo a uno de los puertos USB de la PS4 y selecciona la opción Formatear como almacenamiento extendido.
  • También puedes cambiar el almacenamiento interno de tu PlayStation 4. Cualquier unidad de 2.5 pulgadas con almacenamiento superior a 160GB funcionará con tu sistema, y ​​puedes cambiarla sin anular la garantía de tu Play.
  • También puedes cargar todos sus archivos en la nube a través de PlayStation Plus o en una unidad de memoria flash, para que puedas recuperarlos fácilmente.

Problemas de conectividad de la PlayStation a la red

Los problemas de conectividad a la red son la queja que más se repite en los foros de la PS4, y a menudo se manifiestan como errores NW-31201-7 y WV-33899-2. El PSN se cae con más frecuencia de lo que nos gustaría, aunque no lo hace por períodos muy largos. Por lo general, los errores de red se pueden atribuir a la PSN sometida a mantenimiento de servicio (código de error CE-33991-5) y simplemente deberás armarte de paciencia y esperar. Sin embargo, si no se trata de mantenimiento, existen otros métodos para volver a conectarte.

Soluciones potenciales:

  • Cambiar la configuración de DNS: si todos tus otros dispositivos están funcionando en tu red doméstica, pero aún así no puedes conectar tu PS4, modifica tu configuración DNS. Primero, ve a Configuración de red y elige Personalizado para el tipo de conexión que usarás, ya sea Wi-Fi o por cable. Selecciona la red, elige la configuración de la dirección IP automática y selecciona “no usar” para el nombre de host DHCP. Debería aparecer un aviso con dos configuraciones de DNS diferentes: elige la manual. Después, configura el DNS principal como “8.8.8.8” y el DNS secundario como “8.8.4.4”. La consola debería volver a conectarse.
  • Actualiza el firmware de tu router: un firmware desactualizado a menudo puede ocasionar problemas de conexión. Normalmente, hay información en la parte inferior o posterior de tu router/módem sobre cómo verificar si hay una actualización de firmware.
  • Desenchufa y vuelve a enchufar: apaga tu PS4 y desenchúfala. Luego, desenchufa tu módem/router. Espera unos minutos y vuelva a enchufar y conectar el módem y el router. Una vez iniciados y en línea, enchufa tu PS4 nuevamente y enciéndala. Esto debiera restablecer completamente tu PS4 y tu red doméstica.

Problema: expulsa el disco automáticamente, o no lo expulsa del todo

Informes de usuarios sobre el mal funcionamiento de las unidades ópticas se han conocido desde que se lanzó la PS4. Algunas consolas aparentemente no pueden expulsar los discos, mientras que otras los expulsan automáticamente al insertarlos. Algunos informes incluso afirman que hay consolas que intentan expulsar continuamente un disco incluso cuando no hay ninguno insertado.

Este problema afecta principalmente a los primeros modelos de PS4, que presentaban mandos táctiles. Cuando tocas el botón de expulsión en estos modelos, una pieza de goma ayuda a expulsar el disco. El problema es que el sobrecalentamiento puede hacer que la goma se dilate, haciendo que los discos se expulsen aleatoriamente. Sony abordó este problema de hardware en modelos posteriores al reemplazar los sensores táctiles con botones mecánicos. Pero para aquellos con el modelo original, el problema de expulsión automática continúa.

Si el problema persiste luego de intentar las siguientes soluciones, debieras contactar con Sony para obtener asistencia adicional.

Posibles soluciones:

  • Coloca la consola de modo vertical. Algunos informes aseguran que el problema ocurre con mayor frecuencia cuando la PS4 está en horizontal. Si es el caso, compra un soporte y mantenla siempre en vertical. Si el problema persiste, puede ser un problema de hardware y deberás reemplazarla.
  • Expulsa manualmente el disco: si tu consola no puede expulsar un disco, toca el botón de encendido en la parte frontal de la PS4 durante al menos siete segundos, o hasta que el sistema emita un pitido y se apague. Luego, desconecta el cable de alimentación y cualquier otro cable conectado, y desliza el panel frontal de la consola antes de seguir el tutorial de extracción descrito en el sitio de PlayStation.
  • Ciclo de encendido: apaga la consola, quita todos los cables y mantén presionado el botón de encendido durante 30 segundos. Luego, déjalo reposar durante al menos dos minutos antes de volver a conectar todos los cables y encender nuevamente el sistema.

Error: lectura de disco y errores de aplicación

Los problemas de lectura de disco —que a menudo se manifiestan como el código de error CE-35486-6— se pueden deber a que tu disco está dañado. Si bien los errores de los discos no dañados son poco frecuentes, sí son posibles. También puede ocurrir un problema similar con los juegos descargados (error CE-34878-0), en cuyo caso se puedes tomar los pasos similares para resolver (potencialmente) el problema. Si te ocurre con un juego físico que has comprado recientemente, el disco puede estar defectuoso y debieras cambiarlo o devolverlo.

Soluciones posibles:

  • Ciclo de encendido: al igual que el error de eyección automática antes mencionado, un ciclo de encendido simple a veces puede resolver los errores de lectura de disco. Apaga, desenchufa todos los cables y mantén presionado el botón de encendido durante 30 segundos. Luego, déjalo reposar durante al menos dos minutos antes de volver a conectar todos los cables y encender nuevamente.
  • Reinstalar: incluso con los juegos “físicos” que ya están instalados. Quita el juego ve a su ícono en la pantalla. Presiona el botón de Opciones en tu controlador y elimina el juego de tu disco duro. Inserta el disco y el proceso de instalación debería comenzar automáticamente. Para los juegos digitales que tienen problemas de ejecución, su desinstalación y reinstalación también podría resolver el problema.
  • Reconstruye la base de datos: retira el disco en cuestión y apaga la consola, manteniendo presionado el botón de encendido hasta que escuches dos pitidos. Luego, mantén presionado el botón de encendido durante cinco segundos, lo que debería iniciar la consola en modo seguro. Ahora, conecta tu controlador PS4 a la consola a través de USB y elige la opción de reconstruir la base de datos. Esto podría tomar unos minutos, o incluso unas pocas horas.
  • Instala las actualizaciones más recientes: comprueba si hay actualizaciones de sistemas o aplicaciones. Si están disponibles, instala las actualizaciones y reinicia la consola.
  • Reinicializar el sistema: a veces, un nuevo comienzo puede servir para una consola que continuamente no lee los discos ni aplicaciones. Primero, asegúrate de hacer una copia de seguridad de todos tus datos guardados en una unidad USB o en la nube. Luego, ve a configuración y elige re-inicializar. El sistema volverá a su configuración inicial, lo que significa que tendrás que reinstalar todas tus aplicaciones, pero esto podría evitarte varios errores de lecturas de disco y aplicaciones.

*Actualizado el 25 de abril por Daniel Matus.