Skip to main content

DT en Español podría recibir una comisión si compras un producto desde el sitio

¿Te gusta Elden Ring? Prueba Sable, un juego infravalorado de 2021

El lanzamiento de Elden Ring ha estado marcado por los elogios y las felicitaciones por parte de la crítica desde hace tiempo. Esto gracias a que demostró cómo los mundos abiertos, que enfatizan el descubrimiento y la exploración, involucran y sumergen a los jugadores mucho más que aquellos donde debemos completar una lista de misiones y coleccionables. Sin embargo, Elden Ring no es el único juego que cuenta con un mundo abierto que permite una libertad al jugador pocas veces vista, y entre los juegos infravalorados del pasado encontramos una propuesta interesante.

Aunque The Legend of Zelda: Breath of the Wild sería la comparación más sencilla con Elden Ring, existe un juego independiente y subestimado de 2021 que también cuenta con un ambiente similar a los videojuegos mencionados. Lo mejor: es más relajante que Elden Ring porque no contiene ni una pizca de combate.

El título en cuestión es Sable, de Shedworks y Raw Fury. Lanzado para PC, Xbox One y Xbox Series X|S en septiembre de 2021, utiliza un mundo abierto con una libertad inmensa para poder contar una historia acerca de la mayoría de edad, que es tan larga o corta según lo que desee el jugador. Tanto si eres un fanático de Elden Ring que busca una producción similar como alguien a quien le gusta la libertad del mundo abierto del título mencionado pero no puedes superar sus particularidades, Sable debería ser el próximo videojuego que pruebes.

Debajo de la máscara

En Sable, nuestro personaje principal es una joven de la tribu Ibex, que se encuentra en el gigantesco planeta desértico de Midden, donde debemos emprender un viaje por dicho lugar para recolectar máscaras. Cuando Sable está lista, puede regresar a su aldea y elegir una máscara para determinar qué hará el resto de su vida. Después de un comienzo un tanto enredado, donde el jugador aprende a flotar y crea una moto que levita llamada Glider, este se dirige a los desiertos de Midden para conocer a otros personajes, realizar tareas para ellos y resolver acertijos mientras se recogen máscaras y se aprende acerca de la historia del mundo.

El título de Shedworks y Raw Fury tiene elementos que incluso se ubican por sobre los inicios de Breath of the Wild o el mismo Elden Ring, lo que puede entusiasmar a los jugadores para que exploren un gran mundo. A ello se suma un excelente diseño de sonido, que a su vez completa un producto que es un placer de mirar y jugar.

Si bien el jugador se debe dirigir a un pueblo en específico tras dejar la tribu de Sable, podemos elegir dirigirnos a cualquier parte del mundo desde el principio. La habilidad flotante y la resistencia del jugador permiten que el personaje escale cualquier cosa que encuentre. Con paso del tiempo, los jugadores descubrirán la historia del mundo de Sable mientras aprenden acerca de otras culturas y los tipos de personajes que pueblan el mundo, lo que será de agradecer por los fanáticos de la narración sin intervención con la que cuenta Elden Ring.

No importa a dónde vayan los jugadores, pueden encontrarse con otro viajero errante o completar un desafío de plataformas de rompecabezas para obtener una máscara. Sable es una experiencia que se preocupa totalmente por esa sensación de aventura, por lo que no hay combate ni preocupación por tener que ajustar o subir los niveles de las estadísticas de nuestro personaje. Si bien este enfoque minimalista puede parecer demasiado simple, en realidad lo convierte en una fantástica pieza complementaria para Elden Ring.

Relajante, no agobiante

Sable tiene muchas de las características positivas del título más reciente de FromSoftware, pero sin los inconvenientes ni detalles enredados que alejan a ciertos jugadores. Los usuarios no tendrán que preocuparse por obstáculos difíciles que los obligan a explorar y mejorar. En Sable se permite a los usuarios ir adonde quieran y hacer lo que gusten hasta que se recolecten al menos tres máscaras.

Eso sí, los jugadores pueden terminar Sable en solo unas horas, pero el juego tiene la suficiente profundidad como para ayudar a los usuarios durante mucho más tiempo con la cantidad de misiones a completar y las máscaras que se deben recolectar. Además, el título tiene un registro de misiones, por lo que más allá de su estética minimalista, nunca te vas a desorientar.

Sable da cuenta de que la dificultad no es lo que hace que Elden Ring sea tan grandioso; cuenta con un diseño del mundo que alienta y recompensa a los jugadores a explorar. Juegos como Breath of the Wild, Sable y Elden Ring lo entienden y, por ese motivo, son tres de los mejores títulos de mundo abierto de los últimos años. Pero fuera de esa tiple colección de juegos de mundo abierto que establecen estándares, Sable ha tenido la menor atención y elogios por sus esfuerzos, lo que lo transforman en una joya oculta. Ahora que Elden Ring acapara a más de 12 millones de jugadores en esta versión moderna del mundo abierto, vale la pena volver a visitar Sable.

Sable está disponible para PC, Xbox One y Xbox Series X|S; incluso lo encuentras en Xbox Game Pass.

Recomendaciones del editor