DT en Español podría recibir una comisión si compras un producto desde el sitio

Las mejores joyas ocultas de PS4

La PlayStation 4 fue un éxito absoluto para Sony. No solo porque lograron corregir los problemas que hicieron de la PS3 una consola complicada para los desarrolladores, sino porque también le pusieron un precio correcto, lo que sirvió para que se trate de la segunda consola más vendida de la historia, solo por detrás de la PS3.

Con siete años en el mercado y miles de títulos disponibles, es muy difícil estar al día con los juegos que, aún siendo buenísimos, han pasado desapercibidos. Porque claro: el marketing es muy elocuente con las grandes producciones que se lanzan todos los años, pero hay otros juegos también muy buenos que no hacen tanto ruido más allá de su fanaticada más fiel. Y así las cosas, en la siguiente lista mencionamos algunos buenos juegos de PS4 de los que probablemente nunca escuchaste hablar.

Nex Machina

Housemarque es un estudio que se ha mantenido fiel a la idea de crear juegos de arcade de alta calidad. Un ejemplo de esto son productos como Super Stardust HD en PS3 o Resogun, quizás el mejor juego de lanzamiento de la PS4. Nex Machina, lanzado en 207, no es revolucionario en cuanto a jugabilidad: se trata de un juego de disparos con vista aérea, colores muy brillantes, niveles pequeños, acción muy rápida y diversión directa. No hay una historia muy compleja ni personajes profundos, sino que solo cientos de enemigos a los que disparar mientras se esquivan proyectiles y se busca alcanzar un nuevo puntaje máximo. La fórmula es la clásica de estos juegos pero está muy bien ejecutada, consiguiendo ese clásico efecto de querer “una partida más” luego de perder.

Hohokum

Hohokum lo tuvo complicado desde un comienzo. De partida, su nombre no parece el más fácil de recordar o promocionar y además, es difícil describir el juego con palabras. Hohokum es un juego de aventuras en el que se interactúa con una serie de piezas artísticas y está hecho para todo el que no quiera (o no necesite) una lista de objetivos para completar; por el contrario, se trata de una experiencia más tranquila que se juega al ritmo que uno quiera, sin presiones ni mayores dificultades.

Tearaway Unfolded

Este juego se lanzó originalmente en la PlayStation Vita y luego recibió un segundo impulso en la PS4 gracias a una remasterización: Tearaway Unfolded. Este juego se ambienta dentro de un libro, con una estética similar a la de juegos como Paper Mario o Yoshi’s Crafted World. Cada nivel tiene una presentación muy única, pero que todo sea de papel no es solo una decisión puramente visual sino que también es parte de algunas mecánicas muy interesantes que se van dando a lo largo de la aventura. Tearway Unfolded bien podría ser el equivalente de Astro’s Playroom de la generación anterior.

Gravity Rush Remastered

Otro juego que inició su vida en PS Vita y saltó luego a la PS4 es Gravity Rush Remastered. Se trata de un juego de acción ambientado en una ciudad flotante y en el que se toma el control de Kat, una mujer que ha perdido sus recuerdos pero que tiene la habilidad de manipular la gravedad. Con estos poderes, hay que moverse a través de los escenarios navegando entre obstáculos y luchando contra enemigos en situaciones que no se ven mucho en otros videojuegos. La historia se narra a través de escenas tipo cómic en un lenguaje ininteligible, que le da un estilo muy particular a todo el juego; además, el juego tiene una buena cantidad de contenido en forma de misiones, desafíos varios y progreso del personaje. Gravity Rush Remastered es un excelente juego de aventuras.

Bad North

Bad North se describe a sí mismo como “un roguelite táctico en tiempo real” y solo por esa descripción mucha gente se puede alejar, aunque la realidad es que el juego no es tan complejo como su descripción indica. En Bad North hay que ponerse en control de un grupo de isleños que intentan escapar de un ejército de vikingos en islas cuyo diseño no está predeterminado, sino que se genera de manera procedural. Para ello, hay que gestionar a las tropas, subirlas de nivel y conseguir oro en el camino a llegar a la siguiente isla y gracias a lo sencillo e intuitivo de su interfaz, la experiencia es bastante placentera. Los juegos de este tipo no son muy comunes en consolas, pero Bad North es sin lugar a dudas un muy buen representante de la acción más táctica y pausada.

Digimon Story: Cyber Sleuth

Solo por el nombre, es posible que mucha gente haya descartado a este juego por pensar que es para niños. O quizás, porque a Digimon se le ha visto generalmente como una copia de Pokémon. Pero lo cierto es que Digimon Story: Cyber Sleuth es uno de los mejores JRPG del que menos gente habla. Y no, no es necesario saber algo de Digimon para poder jugarlo, aunque ya que se menciona, los fans de los juegos de Pokémon van a disfrutar lo que hay aquí: más de 200 digimon para “entrenar”, subir de nivel y evolucionar en batallas por turnos, además de una historia que dura varias docenas de horas. Digimon Story: Cyber Sleuth es un muy buen RPG de corte más clásico y les termina gustando más de la cuenta, sepan que también tiene una secuela con el apellido de Hacker’s Memory.

Moons of Madness

Esto es para los fanáticos de los juegos de terror. Moons of Madness tiene un enfoque muy evidente hacia el estilo de horror lovecraftiano y ese enfoque es efectivo, la mayor parte del tiempo. Aquí se juega como Shane Newehart, un ingeniero en la base Trailblazer Alpha en el planeta Marte que está teniendo algunas extrañas alucinaciones que quizás sean algo más que solo eso. Si bien la jugabilidad de Moons of Madness no es nada del otro mundo, la temática de la historia y la creatividad de la puesta en escena hacen que esta aventura sea muy interesante, más allá de que no sea muy larga en general.

My Time at Portia

Si ya tienen una granja perfecta en Stardew Valley y han recolectado todo lo posible en Animal Crossing: New Horizon, entonces My Time at Portia podría ser el siguiente juego al que se enganchen. Este juego pertenece al género de los “simuladores de vida” y la premisa es sencilla, cómo en la gran mayoría de juegos similares: el protagonista comienza una nueva vida en Portia, intentando arreglar el taller de su padre mientras ayuda al resto de gente del pueblo  a recolectar objetos, construir objetos y sembrar semillas varias, además de algunas pequeñas mecánicas de combate tipo RPG. También hay un sistema de relaciones con los NPC que está muy completo y en general hay varias sorpresas dentro de un juego que es mucho más profundo de lo que se ve desde fuera.

Mad Max

Este Mad Max no es de esos juegos basados en una película en el que se recrean los eventos de la misma. No, Mad Max está inspirado en la película homónima en términos de ambientación, armas o puesta en escena, pero sus mecánicas toman algunos elementos de los juegos de mundo abierto más modernos. El combate, la exploración, el progreso en base a mecánicas tipo RPG o las batallas sobre vehículos son una fórmula ganadora en un juego que, sin ser una obra maestra, es bastante competente en lo que propone. El gran problema de esta versión en videojuego de Mad Max fue haber salido a la venta el mismo día que Metal Gear Solid V: The Phantom Pain, con lo cual quedó completamente eclipsado a ojos de la mayoría.

The Evil Within 2

El primer The Evil Within recibió mucha atención en la previa, al ser una idea de Shinji Mikami, director japonés reconocido entre otras cosas por ser el creador de Resident Evil 4 y el género de terror en general. Desafortunadamente, The Evil Within no estuvo a la altura de sus expectativas y no dejó la mejor impresión entre quienes lo jugaron. Sin embargo, la secuela hizo varias mejoras en la fórmula y si bien no fue dirigido por Mikami, los cambios fueron positivos. Ahora, se introdujeron nuevos niveles tipo hub en los que se pueden activar misiones y recolectar objetos, mientras que al sistema de combate se le aplicaron algunos cambios y si bien la historia podría tener un mejor ritmo, el paquete general es bastante completo. The Evil Within 2 es definitivamente más interesante que su primera parte.

Night in the Woods

Este es otro juego de aventuras cuyo enfoque principal está en la historia, aunque esta vez los protagonistas son un grupo de animales humanoides. Night in the Woods cuenta una historia en la que se juega como Mae, una gata joven que regresa a su pueblo luego de abandonar la universidad. Mae tiene que explorar el pueblo, visitando lugares y personas que fueron parte del pasado mientras reflexiona sobre cómo las cosas han cambiado (o no). La jugabilidad se basa principalmente en diálogos y decisiones, además de un poco de acción tipo plataformas y exploración, en caso de que quieran ver todo lo que hay en el juego. Si bien la estética puede parecer extraña para un juego de este tipo, lo cierto es que la narrativa es muy fina y los personajes están muy bien construídos.

Titanfall 2

Para muchos, Titanfall 2 es el mejor juego de disparos lanzado a la venta en la peor fecha posible. Porque básicamente EA lo mandó a morir al estrenarlo justo entre medio de Battlefield 1 e Infinite Warfare, dos de los juegos más esperados de ese año (y del mismo género). Y Titanfall 2 es tan bueno que no merecía ese destino, partiendo porque su campaña es una de las mejores de un juego del estilo. Pero además, el componente competitivo es impecable y se sustenta en las mecánicas de movimiento y navegación por los escenarios, que siguen sin ser igualadas en los juegos de disparos en primera persona. Titanfall 2 lo tiene todo, incluyendo las batallas con robots gigantes y si bien algunas de las mecánicas más interesantes del juego están presentes en el juego que vino después por parte de Respawn Entertainment –Apex Legends-, la verdad es que Titanfall 2 es el juego superior. Es probable que nunca exista una tercera parte de la franquicia y eso es una lástima, pero Titanfall 2 va a quedar en la historia como una de las mejores campañas de los juegos de su género.

Recomendaciones del editor