Skip to main content

Estudio de Oxford: exposición a los videojuegos no afecta el bienestar

Un estudio que ayuda a desmitificar varias hipótesis negativas sobre los videojuegos lanzaron investigadores de la Universidad de Oxford, ya que indica que la exposición prolongada a ellos no afecta el bienestar de la persona.

Esta investigación contó con la participación de más de 39,000 jugadores, y los científicos pudieron rastrear los hábitos de juego directamente.

Durante un período de seis semanas, el juego de los participantes fue monitoreado en Animal Crossing: New Horizons, Apex Legends, Eve Online, Forza Horizon 4, Gran Turismo Sport, Outriders y The Crew 2.

Se pidió a los jugadores que informaran sus experiencias basándose en motivos que incluyen «autonomía», «competencia» y «motivación intrínseca». Esto era para determinar si estaban jugando por razones positivas (divertirse, ser sociables con amigos) o menos saludables (una compulsión a vencer los objetivos del juego).

La investigación sugirió que no existe un vínculo entre el tiempo de juego y la mala salud mental, por lo que es poco probable que reducir la cantidad de horas que los niños pueden jugar cada semana los haga sentir mejor.

«Realmente le dimos a los aumentos y disminuciones en el juego de videojuegos una oportunidad justa de predecir los estados emocionales en la satisfacción con la vida, y no encontramos evidencia de eso, encontramos evidencia de que eso no es cierto de una manera prácticamente significativa», dijo Andy Przybylski, uno de los investigadores, a The Guardian.

Pero Przybylski ofreció una ligera advertencia en el sitio web de Oxford: «Descubrimos que realmente no importa cuánto jugaron los jugadores [en términos de su sensación de bienestar]. No era la cantidad de juegos, sino la calidad lo que contaba… si sentían que tenían que jugar, se sentían peor. Si jugaron porque les encantó, entonces los datos no sugirieron que afectara su salud mental. Parecía darles una fuerte sensación positiva».

Recomendaciones del editor