Sega se deshace de sus salas de videojuegos en Japón

La pandemia del COVID-19 sigue golpeando la economía mundial y, especialmente, a las empresas que ofrecen servicios en recintos cerrados como cines, gimnasios y teatros, los que han debido pasar meses sin público y sin recaudación.

Ahora es el turno de las salas de videojuegos un tipo de negocio inexistente hace décadas en América Latina, pero que aún conservaba vigor en Japón, al menos hasta antes de la pandemia.

Este jueves se dio a conocer que Sega vendió el 85,1 por ciento de su negocio japonés de juegos electrónicos, Sega Entertaiment, a la empresa de máquinas recreativas Genda.

De acuerdo con Engadget, la unidad de entretenimiento se ha visto “muy afectada” por el coronavirus. Si bien hubo cierta recuperación después del golpe inicial de la pandemia, la situación aún era incierta.

Sega ya había cerrado su legendaria sala de juegos Akihabara Building 2 en agosto de 2020. Shutterstock

Para tranquilidad de los aficionados, Sega aseguró que las tradicionales máquinas Arcade no desaparecerán. En entrevista con el sitio japonés Famitsu, los representantes de Sega señalaron que la empresa aún seguirá desarrollando los juegos.

Genda, por su parte, señaló que su objetivo era expandir el negocio de las instalaciones de entretenimiento y alejarse de los planes de Sega de convertir las salas de juegos en centros para juegos en la nube.

Pese a las promesas de Sega, el episodio —de todos modos— marca el final de una era. Las salas de juegos de Sega son partes icónicas del paisaje japonés, hasta el punto de que aparecen de manera prominente en juegos como Persona 5.

Sega ya había cerrado su legendaria sala de juegos Akihabara Building 2 en agosto de 2020. Desafortunadamente, es posible que el pionero de los juegos no tenga muchas opciones. Las salas de juego, por su definición, implican que muchas personas toquen los mismos controles y se acerquen con frecuencia entre sí. Nada de eso será seguro hasta que la pandemia termine.

Recomendaciones del editor