Adolescente español es el primer caso clínico de adicción a Fortnite

El primer caso clínico de adicción a Fortnite se ha diagnosticado en España. Se trata de un adolescente que estuvo hospitalizado dos meses a causa del problema.

Según el reporte de La Información, el joven presentó diversos síntomas que llamaron la atención de sus padres debido a su cambio de comportamiento. Además de ausentarse con mayor frecuencia de su escuela, comenzó a aislarse de su entorno; se quedó encerrado en su casa –presuntamente a causa del juego–, restringió al máximo sus interacciones sociales y su ritmo de sueño de vio alterado.

Por encima de lo anterior, el niño se negó a ser tratado por especialistas médicos para encontrar la causa del problema.

A raíz de los hechos, se creó un equipo de médicos del Hospital Provincial de Castellón, el Hospital General Universitario y la Universitat Jaume I para estudiar el caso y proporcionar una solución. Gracias al enfoque multidisciplinario, que incluyó varias estrategias para que el niño pudiera darse cuenta de lo que ocurría, los resultados fueron efectivos.

Control PS4
Jaroslav Nymburský/ Pexels

Los médicos descubrieron que la adicción a Fortnite tuvo que ver con una forma de duelo por la muerte de un familiar; en este caso, el juego se convirtió en “un refugio para su malestar emocional”.

La hospitalización permitió disminuir el uso de pantallas, por lo que el joven poco a poco mejoró su comportamiento; en un comienzo, los dispositivos se utilizaron solo para contactar con otras personas. Además, fue capaz de darse cuenta cómo la adicción a Fortnite repercutió en su vida.

Los especialistas que trabajaron con el menor aseguran que los padres deben prestar atención a posibles cambios de comportamiento de sus hijos que puedan estar asociados al uso de videojuegos.

Sin embargo, no es la primera vez que se da un caso como este: en Gran Bretaña, una niña presentó síntomas de adicción a Fortnite similares a los del adolescente español.

Recomendaciones del editor