Los nuevos auriculares de Skullcandy funcionan con comandos de voz

La compañía Skullcandy es conocida por ofrecer un gran rendimiento en sus auriculares true wireless, y todo a cambio de un precio accesible y menor que la competencia. Ahora, anuncia los Grind Fuel y Push Active, que se suman a su colección, además de su propia plataforma de voz llamada Skull-iQ.

Skull-iQ es una combinación de un nuevo chip para estos dispositivos y una aplicación rediseñada específicamente para controlar los auriculares y la música con la voz; solo hay que decir “Hey Skullcandy” seguido de un comando.

De esa manera, se puede reproducir, pausar y omitir pistas, ajustar el volumen, responder o rechazar llamadas, activar el modo Stay Aware (que permite oír más el sonido ambiental) y activar el asistente integrado en el teléfono que se use. Los controles de voz funcionan igual en iPhone y Android.

Esta tecnología también permite acceder a Spotify con los comandos de voz. Varias compañías pueden iniciar el servicio con un solo toque (esta también lo hace), pero según Skullcandy es la primera que permite hacerlo con solo hablar.

Por otro lado, a diferencia de los auriculares con Siri y el Asistente de Google integrados, el comando “Hey Skullcandy” funciona completamente sin una conexión wifi o de datos móviles. Si los auriculares están conectados a un teléfono y emparejados con la aplicación complementaria de la compañía, el comando funciona.

En cuanto a los nuevos auriculares, que incluyen la tecnología Skull-iQ, se puede decir que son similares entre sí, aunque hay una opción true wireless más “tradicional” (Grind Fuel) y otra un poco más segura que incluye un gancho (Push Active).

Ambos modelos son resistentes al agua y al sudor con clasificación IP55 e incluyen la tecnología de seguimiento Tile incorporada. También tienen controles integrados y una función de carga rápida, la cual ofrece dos horas de tiempo de escucha después de colocarlos por 10 minutos en su estuche.

Sin embargo, tienen un par de diferencias además de en su diseño. El conjunto Grind Fuel se puede cargar de manera inalámbrica, trae una función para personalizar el sonido dentro de la aplicación y ofrece 40 horas de autonomía de batería. Los Push Active no integran esas características, pero su batería ofrece cuatro horas más.

Los auriculares Push Active tienen un precio de $79.99 dólares, mientras que los Grind Fuel cuestan $99.99. Están disponibles en el sitio web de Skullcandy y en otros minoristas.

Recomendaciones del editor