Skip to main content

Los protistas: los organismos que se alimentan de virus

Los protistas —organismos a menudo microscópicos y unicelulares— podría alimentarse de virus, según una investigación publicada en la revista Frontiers in Microbiology.

Al igual que los virus, los protistas viven en los océanos por miles de millones, y algunos absorben virus marinos, informó The New York Times.

Si se confirma esta afirmación, se derribaría un dogma centenario: los virus no solo causan enfermedades y extinguen la vida, sino que en algunos casos podrían alimentarla y mantenerla.

Un equipo dirigido por Ramunas Stepanauskas, ecólogo microbiano del Laboratorio Bigelow de Ciencias Oceánicas en la Universidad de Maine, inició el proyecto hace más de una década.

Inicialmente, tenía la intención de estudiar las preferencias alimenticias de los protistas marinos, muchos de los cuales devoran bacterias.

Los investigadores recolectaron muestras de agua del golfo de Maine y del Mar Mediterráneo y seleccionaron cerca de 1,700 protistas.

Tras repetidas rondas de análisis, los investigadores se sorprendieron y decepcionaron al descubrir que no habían encontrado mucho material bacteriano. En su lugar, había virus de todas las formas y tamaños.

Unsplash

Fue un descubrimiento extraño, comentó Julia Brown, microbióloga del Laboratorio Bigelow y primera autora del estudio. Pero ya en la década de los 90, los investigadores habían postulado que algunas especies protistas podrían ser capaces de cooptar virus como alimento.

Pero a pesar de los resultados alentadores, esa línea de investigación recibió poca atención en los años posteriores.

Lo que no está claro para los científicos es que si los virus son parte del plato principal del menú protista o solamente son una guarnición insignificante.

Creen que algunos protistas podrían comer virus ocasionalmente como parte de una dieta diversa, mientras que otros se alimentarían exclusivamente de ellos.

De acuerdo con Stepanauskas, existe un protista llamado picozoos que tiene un tamaño tan extremadamente pequeño —aproximadamente una trigésima parte del ancho de un cabello humano— que solo podría comer virus. “Es posible que no puedan consumir partículas más grandes”, señaló.

Curtis Suttle, ecologista microbiano que dirigió estudios iniciales sobre protistas que comían virus, sugiere que ciertos coanozoos también responden al patrón. “Los virus son fuentes nutricionales fantásticas”, aseguró.

Recomendaciones del editor

Alejandro Manriquez
Ex escritor de Digital Trends en Español
Científicos chinos descubren el virus más profundo en Fosa de las Marianas
descubren virus mas profundo fosa de las marianas pat whelen gv8guxyx4uk unsplash

Un hallazgo científico inédito realizaron investigadores chinos, ya que encontraron el virus más profundo del mundo.

El virus, llamado vB_HmeY_H4907, se encontró a una profundidad de 29,199 pies (8,839 metros) dentro de la Fosa de las Marianas, que cae a unos 36,000 pies (11,000 m) en su punto más bajo en el fondo del Océano Pacífico.

Leer más
Estos son los iPhone que se descontinúan y salen de circulación
Los mejores celulares pequeños del mercado.

El lanzamiento de la serie del iPhone 15, y del nuevo iPhone 15 Pro, ha dado paso a la descontinuación de algunos modelos en las tiendas de Apple.

Se va para siempre el iPhone 13 mini.  Apple solo fabricó dos iPhone mini de 5.4 pulgadas, el iPhone 12 mini y el iPhone 13 mini.

Leer más
11 de los mejores alimentos prebióticos que deberías comer
11 alimentos prebioticos quedeberias comer mike kenneally muv4ypu4og4 unsplash

pompi / Pixabay
Hay constantemente nuevas tendencias de bienestar para probar aparentemente semanalmente. Algunos son mejores para ti que otros. Una de las tendencias recientes más populares comienza con su instinto. Su intestino alberga una amplia gama de bacterias y hongos que ayudan a digerir y absorber los nutrientes en los alimentos que consume.
Estas bacterias y hongos también son responsables de mantener la integridad de la barrera intestinal, producir vitaminas, reducir la inflamación en el cuerpo, defenderse de microorganismos patógenos y enviar señales al sistema inmunológico para que produzca más glóbulos blancos. Estos microorganismos residentes juntos forman lo que se conoce como el microbioma intestinal, un ecosistema complejo que es susceptible a la interrupción y el desequilibrio por cosas como antibióticos, una dieta crónicamente pobre, estrés y medicamentos.

Si bien ciertos hábitos pueden afectar negativamente el microbioma intestinal, también se pueden mejorar y hacer florecer con comportamientos y alimentos de apoyo. Aunque los probióticos reciben la mayor parte de la atención y el crédito por ser el bálsamo para el intestino, los prebióticos son posiblemente igual de importantes. Los prebióticos son compuestos compuestos de oligosacáridos, inulina, lactulosa y glicano, que son fibras dietéticas (carbohidratos) que son indigeribles para los humanos, pero son la fuente preferida de combustible y nutrientes para nuestras bacterias buenas en el intestino. De hecho, los prebióticos alimentan selectivamente a las bacterias beneficiosas en el intestino en lugar de cualquier patógeno dañino.
Una buena imagen es imaginar el microbioma intestinal como un jardín. Los probióticos se pueden equiparar a semillas o plántulas, y las bacterias saludables son las plantas. Los prebióticos, por otro lado, se pueden representar como fertilizantes, ofreciendo nutrientes útiles a las plantas bacterianas para apoyar su crecimiento. De esta manera, los prebióticos alimentan o alimentan a los probióticos y los otros microorganismos beneficiosos que ya habitan en nuestro intestino.
Los prebióticos se encuentran como fibra fermentada en muchas frutas y verduras, así como en algunas semillas y granos. Agregarlos a su dieta puede ayudar a fortalecer las bacterias buenas en su intestino, mejorar la regularidad intestinal y apoyar la digestión saludable. Estos son algunos de los mejores alimentos prebióticos para abastecerse la próxima vez que vaya de compras.

Leer más