Skip to main content

Conoce el robot caminante más pequeño de la historia: más chico que una pulga

Más chico que una pulga, y con la forma de un cangrejo en miniatura, así es el robot caminante a control remoto más pequeño de la historia, que ha sido creado por ingenieros de la Universidad Northwestern.

Este androide tiene aproximadamente medio milímetro de ancho, puede doblarse, torcerse, gatear, caminar, girar e incluso saltar. Además, los científicos crearon robots de tamaño milimétrico que se asemejan a gusanos de pulgada, grillos y escarabajos.

El estudio fue publicado recientemente en la revista Science Robotics:

«La robótica es un campo de investigación emocionante, y el desarrollo de robots a microescala es un tema divertido para la exploración académica», dijo John A. Rogers, quien dirigió el trabajo experimental. «Se podría imaginar a los micro-robots como agentes para reparar o ensamblar pequeñas estructuras o máquinas en la industria o como asistentes quirúrgicos para limpiar las arterias obstruidas, detener el sangrado interno o eliminar tumores cancerosos, todo en procedimientos mínimamente invasivos».

«Nuestra tecnología permite una variedad de modalidades de movimiento controlado y puede caminar con una velocidad promedio de la mitad de la longitud de su cuerpo por segundo», agregó Yonggang Huang, quien dirigió el trabajo teórico. «Esto es muy difícil de lograr a escalas tan pequeñas para los robots terrestres».

El cangrejo, que es más pequeño que una pulga, no es propulsado por maquinaria sofisticada, hidráulica o electricidad. En cambio, la resistencia elástica de su cuerpo es donde descansa su poder. Los investigadores emplearon un material de aleación con memoria de forma para construir el robot, que se transforma a su forma «recordada» cuando se calienta.

«Con estas técnicas de ensamblaje y conceptos de materiales, podemos construir robots caminantes con casi cualquier tamaño o formas 3D», dijo Rogers.

Recomendaciones del editor